Sin pensión en España

En unos días cumplo 42 años y según la Seguridad Social he cotizado un total de 23 años, 5 meses y 10 días, a la vez que me informa que me quedan 23 años, 0 meses y 6 días para mi jubilación ordinaria.

Madre mía, estoy a mitad del camino para llegar al objetivo deseado por parte de mucha gente que odia madrugar cada mañana:

«La Jubilación»

Hace meses, en otro post titulado NO vas a cobrar pensión de jubilación , ya dí detalles de por qué (seguramente) no vamos a cobrar pensión y qué alternativas deberíamos tener en cuenta para crearnos nuestra propia pensión de cero.

A raíz de ese post, muchos me llamaron agorero, otros asustaviejas y luego están los cafres que incluso me desearon una muerte lenta y dolorosa en un hospital «privado» a través de varios mensajes de Twitter cuando moví el post por la red social.

Mira que hay gente maja con la que puedes hablar, debatir y aprender por Twitter, pero por desgracia también hay gente (por no llamarlos amebas) que campan a sus anchas bajo el anonimato que les dan las redes, repartiendo a diestro y siniestro contra cualquier persona que va en contra de sus ideas y opiniones.

Pero volvamos al tema… este post es un añadido al anterior y a través del mismo voy a intentar reflejar mi sentir actual sobre el tema de la pensión que tanto está en boca últimamente por todos lados, sobre todo por culpa de las declaraciones del Ministro Escrivá diciendo que los baby boomers (personas nacidas entre 1946 y 1964) van a tener que decidir si trabajan más o por el contrario prefieren ver su pensión recortada «un poco»… [Noticia]

En este artículo no voy a poner números de pensionistas, trabajadores actuales, cómo está la hucha de la Seguridad Social, etc .

Tampoco voy a debatir si es mejor un sistema de reparto como el actual o uno de capitalización como en otros países.

Está claro que el nuestro no es el mejor y se parece más a un sistema Ponzi que a otra cosa.

No soy economista ni es mi guerra.

No puedo analizar a fondo la situación real de cuándo puede explotar (o no) todo este asunto y meter en un problema a más de uno que piensa que tendrá la paguita del Estado de por vida.

Voy a exponer mi idea al respecto y por qué ES NECESARIO ponerse manos a la obra si te quedan más de 20 años para jubilarte.

Nos prometen que si cotizamos más de 35 años (lo irán subiendo), algún día podremos cobrar una pensión «digna» cuando estemos reventados de trabajar, comencemos con problemas de salud, etc

Pero yo sigo emperrado en que no vamos a ver ni un céntimo.

Como dice el refranero: «Más vale prevenir que curar».

Mi jubilación

23 años debo seguir cotizando para optar a una pensión pública supuestamente «digna».

Bien. Veintitrés años. Media vida laboral.

Según entiendo yo, ¿sabéis cuánto dinero he aportado realmente durante 23 años, 5 meses y 10 días a mi futura paga de jubilación?

CERO EUROS. SÍ, CERO.

Nuestro sistema de pensiones es un sistema de reparto y no de capitalización, por tanto, lo que estoy aportando a la hucha de la Seguridad Social es para los que cobran pensión hoy en día.

Ese dinero no está apartado en ninguna hucha o cajón esperando a que sea mío en un futuro.

No se está invirtiendo en mi nombre en ningún sitio.

Simplemente pasa de mi bolsillo al bolsillo de otro.

Repito y en mayúsculas por si no lo tienes claro:

«NO ESTAMOS PAGANDO PARA NUESTRA PENSIÓN, ESTAMOS PAGANDO PARA PAGAR LAS PENSIONES ACTUALES»

Mediante el pago de nuestros impuestos, lo que estamos obteniendo es un derecho futuro para cobrar una pensión, pero claro… esos derechos tal y como nos los dan, nos los pueden quitar.

Ojo al nivel en algunos programas de prime time de algun@s periodistas tratando justo este asunto:

El Estado es un proveedor al que le pagas por tu seguridad, salud y educación.

Pero el precio que pagamos por ello es el auténtico problema.

Nadie nos garantiza que ese derecho por el cual estamos aportando para el pago de las pensiones actuales, siga vigente de aquí a 23 años que me quedan a mí para llegar a la edad (actual) de jubilación.

Por tanto, si las cotizaciones que abonamos mi mujer y yo durante nuestra vida laboral sirven para pagar las pensiones de mi padre, abuela, etc…

¿Quién pagará mi pensión y la de mi mujer?

¿Mi hijo? ¿Los inmigrantes? ¿Los sindicalistas? ¿La impresora de dinero de los gobiernos? ¿El Espíritu Santo?

Pues suerte, porque nadie lo sabe.

La pirámide poblacional no hace falta ni que la explique ya que la población cada vez es más vieja y, por mucho que se empeñen algunos partidos políticos, la inmigración tampoco va a solucionar el problema, más que nada porque cada vez hay menos trabajo y el que poco que hay bordea la precariedad.

Todo son patadas hacia delante y que el marrón se lo coma otro.

Así de simple.

Crea tu propia pensión

Jugamos en desventaja porque una buena parte de nuestro trabajo y retribución se va a las arcas de la Seguridad Social para pagar las pensiones (entre cientos de cosas), pero debemos hacer un esfuerzo extra y apartar algo más de dinero todos los meses, renunciando así a muchos caprichos para formarnos nuestro propio patrimonio con el fin de generar nuestra propia pensión del futuro.

Sí, lo sé, todo el mundo no puede hacer crecer su patrimonio mes a mes porque a duras penas llega con un 1€ en la cuenta al día 25, pero hay que intentarlo, y cuánto más jóvenes empecemos mejor.

Hay que hacerlo como una obligación, un hábito…

No basta con darte de alta en un plan de pensiones de tu banco de turno o pintándomelo peor, en un PIAS .

No te dejes engañar con que si te vas a desgravar X o Y, analiza el producto que te planten delante para ahorrar a largo plazo y busca uno que sea acorde con tu riesgo, que esté bien diversificado y que sea de bajo coste en cuanto a comisiones.

Los bancos quieren atarte a un producto durante 30 años que es una basura y que al final te dará una rentabilidad mediocre.

Y por supuesto, olvídate de dejar el dinero en cuenta como si una hucha se tratara.

No, ese no es el camino.

Tú mismo/a debes controlar al máximo tus finanzas, inversiones y cuentas.

No dejes que otros lo hagan por tí 🙏🏼

Aprende, lee, investiga, pero sobre todo mueve tus ahorros para que en un futuro acabes viviendo con tranquilidad y sin agobios de no llegar a final de mes.

Aportar más para cobrar más

Claro, típica regla.

Dame más dinero en impuestos y te daré más beneficios.

Pues, la verdad, no tiene por qué ser la mejor opción.

Sí, la idea de mucha gente cuando se acerca el final de su carrera es intentar aportar más al sistema para luego cobrar más durante los años que le queden de vida.

Incluso he llegado a debatir con amigos y familiares que no descartaban que si dejaban de trabajar antes de la edad de jubilación , ya sea de forma forzada o voluntaria, ver la forma de seguir cotizando hasta que el Estado reconociera que ya podían jubilarse…. y así cobrar lo máximo.

Ahí va una conversación de Twitter en la que un tal José expone su idea:

Por lo que se ve, José tiene claro que si tiene 200.000€ ahorrados y con todo pagado, a los 55 años dejaría de trabajar pero seguiría aportando como autónomo 500€ al mes durante 10 años, lo que le supondría «adelantar» al Estado un total de 60.000€ con el fin de que su pensión no se viera mermada y, según él, cobrar una pensión digna.

Pero vamos a ver….

Qué manía con seguir aportando un dinero a una hucha que no es tuya para algo que está por llegar dentro de muchos años y que no sabes ni se te va a corresponder.

Son tantas las incógnitas….. ¿y si llega un partido al poder que decide «cargarse» todo lo relacionado con el sistema de pensiones? ¿y si llevas 10 años aportando gratuitamente 500€ al mes a autónomos para tener una pensión digna y resulta que te mueres antes de los 67?

Querido amigo… ¿no será mejor coger esos 500€ al mes que quieres aportar como autónomo sin hacer nada por el simple hecho de cotizar y los inviertes en tu cartera de fondos indexados o en un piso que puedas alquilar? 🤷🏼‍♂️

Conclusiones

El sistema de pensiones tal y como lo conocemos terminará quebrando y si no lo hace, nos esquilmarán por otro lado de tal forma que si llegamos a cobrar algo cuando no tengamos que preocuparnos por el despertador y acudir al puesto de trabajo, será algo menos que una limosna.

Antes de aportar más mediante cotizaciones o aportar simplemente sin trabajar para tener pensión, haz bien los números, coge todos los pros y contras y valora qué podría ser lo mejor para tu situación.

Sin duda, para mí la mejor opción para estar protegidos y tranquilos si llegara el caso de que nos envíen un 🖕🏼 en lugar de una paga de jubilación, es crearnos una buena cartera de fondos de inversión indexados diversificada tal y como te explico en mi libro e incluso si tu economía te lo permite, invertir en algún inmueble o empresa que te genere rentas adicionales.

Llegado el momento de tu jubilación, si has ido aportando dinero de forma periódica a tu cartera verás recompensado ese esfuerzo y si además has invertido en algún inmueble para alquilar, tendrás esa renta que te vendrá muy bien para los gastos del día mientras ese pisito sube de valor poco a poco con el paso de los años.

Sí, el inmobiliario no siempre sube, pero hay que intentar acertar el mejor momento para comprar y hacerlo en una buena zona.

No confíes en que Papá Estado va a estar ahí esperándote con los brazos abiertos dándote dinero siempre que lo necesites.

El Estado no es tu amigo, es uno más que te va a pedir más a cambio de lo que tú le das.

Todo para mantener un sistema que está quebrado, que mantiene demasiados estómagos agradecidos y que nutre de riqueza y poder a nuestros queridos gobernantes de todos los colores.

Crea tu propio futuro lo antes posible y ayuda a los más pequeños de tu casa a que así lo vean también.

¡Incúlcales educación financiera! ¡Nunca es tarde para empezar!

Además, un detalle importante….. si te mueres antes de la jubilación esas aportaciones vuelan porque me río yo de las pensiones de viudedad que se le quedaría a tu pareja o hijos.

Por lo menos si tienes una buena cartera de fondos indexados e incluso algún inmueble, tus herederos podrán disfrutar de tu esfuerzo.

No será todo para el Estado.

Controla al dedillo las finanzas de tu unidad familiar y al final serás libre.

Bueno y con todo este rollo doy por concluido mi texto de desahogo para esta semana.

Mucha suerte y si no has empezado a crear un plan de jubilación por tu cuenta ¡YA ESTÁS TARDANDO!

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

2 comentarios en «Sin pensión en España»

  1. Una buena cartera de fondos indexados no es tu amigo, también te necesitan para sus grandes sueldos, es la futura gran estafa.

    Responder

Deja un comentario