No guardar dinero en casa (o sí)

Tener dinero en efectivo en casa no es ilegal siempre y cuando puedas demostrarle a nuestra querida Hacienda de dónde ha salido ese «cash».

Nada ni nadie te prohíbe tener todo tu dinero bajo el colchón o en una caja fuerte en tu propia casa.

Pero… ¿vale la pena? ¿para qué quieres tener todo tu dinero a mano?

Siempre puede venir bien tener algo de efectivo para algún imprevisto, pero, ¿de qué cantidades estaríamos hablando?

Vamos allá.

¿Qué cantidad de dinero se puede tener en casa?

En principio, como te he indicado anteriormente, nada ni nadie te impide tener todo el dinero en efectivo que desees en tu casa, siempre y cuando tengas la forma de demostrar su procedencia.

Un buen porcentaje de los jubilados de este país, sobre todo los más mayores, van el mismo día 25 de cada mes para sacar de forma íntegra su pensión para ir gastándola en efectivo durante todo el mes y lo que les sobra (si tienen esa suerte), lo meten en un cajón de casa y ahí van acumulando…

No nos echemos las manos a la cabeza.

Tiene su sentido.

Suelen ser personas que en toda su vida ni siquiera habrán usado una tarjeta o transferencia bancaria para pagar.

Siempre se criaron con el dinero en efectivo y pagar de otra forma no va con ellos.

Pero ¿realmente es necesario sacar todos tus ingresos mensuales y meterlos bajo el colchón?

Para nada.

Es más, puede ser hasta contraproducente.

¿Dónde guardar el dinero en casa?

Si crees que tienes el escondite perfecto para guardar tus «billetes» en casa y que si alguien entra a robar nunca lo van a encontrar, lo siento, pero no es así.

Si tienes la mala suerte de que los amantes de lo ajeno entran en tu casa y buscan, acabarán encontrando todo aquello que tenga valor.

Ahí van algunos ejemplos de escondites típicos:

  • Cajas fuertes – Ahí es dónde más seguro estará el dinero, sobre todo si el ladrón que entra en casa no es lo suficiente profesional como para poder abrirla. Además, tienes un añadido con que aguante a un posible incendio.
  • Congelador – Da igual que metas los billetes bien precintados en el congelador, los «cacos» ya se conocen ese método y acabarán buscando ahí también.
  • Conductos del aire – Otro «escondite» que a nadie se nos había ocurrido nunca antes , ¿verdad? 😬
  • Bajo un ladrillo – Si tienen todo el tiempo del mundo para buscar, podrán encontrar hasta tu escondite secreto bajo un ladrillo.
  • Zapatos – otro típico escondite. Dividirlo en varios taquitos y a meterlo dentro de los zapatos que menos se usan.
  • Libros – Yo aún recuerdo que mi abuela de vez en cuando se encontraba algún billete entre las hojas de algún libro que volvía a leer. Ni se acordaba que iba dejándose «apartaditos» por ahí.

¿Qué es mejor: tener el dinero en el banco o en casa?

Sin duda, para mí la mejor opción es la de tenerlo en el banco.

Si entran a robar al banco tú no pierdes tu dinero.

Si se prende fuego la sucursal dónde tienes la cuenta domiciliada, te dará igual.

Seguirás sin perder un céntimo.

La única forma de perder dinero por el simple hecho de tenerlo en cuenta corriente como si de una hucha se tratara puede ser por dos motivos:

  1. Por el paso del tiempo y la pérdida de poder adquisitivo a través de la inflación. [Más información sobre la inflación en un post anterior]
  2. Debido a un corralito bancario. Más que improbable en nuestro país y en los tiempos que corren. [Más información sobre este tema en un post anterior]

¿Cuánto dinero puedo tener sin declarar?

Teóricamente puedes tener todo el dinero que desees en tu casa pero deberás poder justificar en todo momento su origen si así te lo requirieran en algún momento.

Imagina que te dedicas a guardar todo tu dinero  bajo el colchón pero llega un día en que decides que está mejor en un banco… pues OJO, porque deberás tener bien punteado y claro el origen de cada uno de los ingresos que vayas realizando, sobre todo, de aquellos que vayas ingresando superiores a 3.000 euros.

El banco no va a poner impedimentos cuando ingreses una cantidad superior a a 3.000 euros, pero sí que va a notificar de este movimiento al Banco de España y a la Agencia Tributaria, por eso debes tenerlo justificado.

Y ahora viene el lío… porque como no puedas demostrar la procedencia del dinero, Hacienda puede considerar que se trata de una carga patrimonial no justificada y las sanciones en estos casos están contempladas en la Ley contra el blanqueo de capitales, oscilando entre los 60.000 y los 150.000 euros.

A Hacienda le puedes contar las milongas que quieras pero como no tengas justificantes, ándate con ojo.

Conclusiones

Guardar el dinero bajo el colchón NO es una opción.

A no ser, claro está, en que el dinero que poseas sea de «dudosa» procedencia o no haya pasado previamente por caja ante Hacienda.

Para mí, sin duda alguna, la mejor opción es tener todo nuestro capital invertido exceptuando el fondo de emergencia.

Ya te he hablado en otros posts más extensamente sobre ésto, pero a continuación te expongo escuetamente la idea:

  1. Fondo de emergencia de mínimo un año de gastos mensuales fijos. Es decir, si los gastos mensuales de tu unidad familiar oscilan los 2.000€ únicamente tendría disponible en cuenta bancaria unos 24.000€ como máximo.
  2. Cartera de inversión – El resto estaría todo invertido en una cartera de fondos indexados mundial y bien diversificada.
  3. Dinero efectivo – Nunca tendría más de 1 ó 2.000€ en efectivo en casa. Únicamente los tendría a modo de emergencia. Los pagos habituales siempre a través de medios electrónicos (tarjeta, tarjeta, bizum, etc)

Además, para qué quieres tanto dinero en efectivo en casa si nuestros gobernantes se están emperrando a que cada vez lo usemos menos.

¿Cómo? Pues sacando leyes como la publicada en el BOE de 10 de julio de 2021.

Concretamente la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que inició su andadura con la aprobación del Proyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, el pasado 13 de octubre de 2020.

Entre las múltiples novedades que introduce dicha ley, nos encontramos que se acota aún más la limitación de pagos en efectivo reduciéndolo de 2.500 a 1.000 euros.

Esta limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros ya está en vigor, desde el día siguiente a su publicación en el BOE, por lo que desde el 11 de julio todo aquel que se exceda pagando más de dicha cantidad, o admita cobros superiores a este importe, se enfrenta a importantes sanciones.

¿Y nuestra privacidad qué? 🔏

Lo único (que para mucha gente es importantísimo) que te ofrece el dinero en efectivo es la privacidad .

Sé que muchos estáis obsesionados con que el Gran Hermano nos controla demasiado y pagar todo con tarjeta les facilita el trabajo, pero ¿realmente te importa que el banco o el Gobierno sepa dónde haces la compra semanal o si pones gasolina en Repsol o en Cepsa?

A mí como os podéis imaginar me da igual, es más, prefiero pagarlo todo con tarjeta porque así de esa manera controlo mejor mis finanzas familiares y sé en qué nos gastamos realmente el dinero en casa y cómo poder optimizar nuestras cuentas con el paso del tiempo.

Para llevar una buena economía familiar no basta con ingresar cada vez más dinero, hay que saber también gestionarlo y comprobar que no se nos va en gastos inútiles.

Y créeme, el gastar dinero en efectivo no ayuda a controlar demasiado nuestras finanzas.

➡️ Controla tus finanzas a través de la app Andromoney ⬅️

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

2 comentarios en «No guardar dinero en casa (o sí)»

  1. Hola, todo eso que dices está muy bien, pero y si el Banco quiebra?. Pués lógico, lo pierdo todo. Y no me hables del Fondo de Garantía de Depósitos, eso no cubriría ni un 1% o el 2% del total de todos los depósitos. Ruina total de todos los clientes. Ya lo vimos con el B.Popular.
    Saludos.

    Responder
    • El Fondo de Garantía de Depósitos en teoría existe y debería cubrir hasta 100.000 € por persona y cuenta.
      Lo que comentas del Banco Popular no se perdió dinero por tenerlo simplemente en cuenta, perderían los accionistas o bonistas pero no los que tuvieran sus ahorros en cuentas corrientes.
      Mi opinión ya la he dejado clara en el artículo: sólo tener en cuenta los justo como fondo de emergencia (sobre un año de gastos fijos) y el resto todo en inversiones bien diversificadas.
      Nunca hay que jugárselo todo a una carta.

      Responder

Deja un comentario