Mi tasa de ahorro

Para determinar si nuestras finanzas personales y familiares gozan de buena salud basta con tener siempre en positivo nuestra tasa de ahorro.

¿Qué es la tasa de ahorro?

La tasa de ahorro es el porcentaje de nuestros ingresos activos y pasivos que pasan a formar parte de nuestras cuentas de ahorro e inversión.

La forma de calcularla es muy sencilla. Únicamente hay que sumar hasta el último céntimo de euro de todos los ingresos activos y pasivos de nuestra unidad familiar por un lado y todos los gastos del mes, para acto seguido, utilizar la siguiente fórmula:

Tasa de ahorro = ( (Ingresos Totales – Gastos totales del mes) / (Ingresos totales) ) %

Si la tasa de ahorro resultante es alta podrás ir haciendo un colchón de seguridad y acometer inversiones ya sea a través de fondos indexados o acciones, inmuebles, etc.

Si la tasa de ahorro por desgracia es muy baja, al mínimo contratiempo que tengas en tus gastos, te puede llevar a ir mermando tu patrimonio neto poco a poco.

Para que te hagas una idea la tasa media de ahorro durante el año 2.018 en nuestro país estuvo bajo mínimos. Según cifras del Banco de España publicadas en Abril de 2.019, el porcentaje que las familias guardaron de su renta disponible se situó en el 4,85%, el dato más bajo desde que arrancan las series a mediados de los sesenta. Esto es: casi cinco de cada cien euros que se ganan en nuestro país. Para mí es un dato escalofriante, ya que como mínimo debería buscarse un % aproximado al 30% entre inversión directa y ahorro en efectivo tal y como explico en mi libro.

Ejemplo práctico

Imaginemos que en tu unidad familiar ingresáis en el mes de Enero un total de 3.650 € con vuestro trabajo, dividendos de unas acciones y las rentas de un alerta y por otro lado tenéis unos gastos totales de 2.785 € contando luz, agua, hipoteca, ocio, supermercado, o sea, TODO…

La tasa de ahorro de tu unidad familiar en ese mes sería:

Tasa de ahorro = ( (3650 – 2785) / 3650) % = 23,69%

Evolución de nuestra tasa de ahorro

En esta página os iré actualizando mes a mes cómo va nuestra tasa de ahorro con el fin de comprobar si hacemos bien los deberes en casa o no. Pueden haber gastos extraordinarios que nos pueden poner algún mes en negativo pero esperemos que sean los menos posibles.

Ahorro por meses

Como veréis justo por la siguiente gráfica, en Enero de 2.019 y Abril 2.020 tuvimos unos buenos negativos por culpa de unos gastos extra que nos rompieron esos meses, pero después, mes a mes, fuimos recuperando un buen ritmo, quedando muy por encima de la media nacional.

Otro dato curiosísimo es que tenemos el mismo porcentaje de tasa de ahorro en Marzo de 2.018 y 2.019 (lo he tenido que comprobar varias veces para comprobar que no me había equivocado 😳) y algunos muy muy similares en meses de diferentes años. Parece mentira, pero si no hay contratiempos, los meses suelen comportarse siempre igual.

Al final, desde que llevamos control exhaustivo de ingresos y gastos, únicamente hemos tenido cuatro meses con tasas de ahorro negativas.

Al mismo tiempo, si te fijas, en el mes de Mayo de 2.020 tuvimos un ahorro muy cercano al 100% que hizo disparar nuestra tasa de ahorro anual por encima del 90%. Este caso excepcional fue debido a la venta de un activo inmobiliario.

Tasa de ahorro acumulado por años

Año 2.018: 50,96 %

Año 2.019: 42,32 %

Año 2.020: 92,28 % (YTD)

En definitiva, como podéis observar por los datos de las gráficas, en nuestra unidad familiar tenemos una economía saneada gracias a nuestras inversiones y control de gastos e ingresos a través de la aplicación Andromoney.