El tiempo: Aliado o Enemigo

El tiempo vuela…

¿Cuántas veces hemos pensado que los días deberían tener 48 horas en lugar de 24?

¿Por qué la gran mayoría de las personas piensan que no les da la vida y que no tienen tiempo para nada?

Trabajo, hijos, obligaciones varias, problemas que resolver a diario y así la lista se puede hacer interminable, pero realmente ¿qué piensas? ¿Es el tiempo aliado o enemigo? 🧐

El tiempo

Según la todapoderosa Wikipedia, el tiempo es una magnitud física con la que se mide la duración o separación de acontecimientos.

Dicha magnitud la medimos en segundos, minutos, horas, días, semanas, meses, años…..

Nuestra vida transcurre y todos hemos tenido un pasado, vivimos un presente y pesamos en un futuro.

Cada acción nueva que llevamos a cabo en nuestras vidas puede tener repercusión en nuestras acciones o vivencias posteriores, pasando a formar parte de nuestro pasado y que nos estarán llevando hacia un futuro u otro.

Por suerte, es un recurso que está a disposición de todos nosotros y debemos decidir cómo utilizarlo.

Podemos utilizarlo para nuestra propia realización, es decir, ejecutar acciones que nos beneficien de cara al futuro, de cara a nuestros sueños y deseos.

O bien, podemos utilizarlo para vivir en sufrimiento, fracaso, insatisfacción, bajón continuo, etc minando nuestro futuro por cada fracción de tiempo que pasa.

El tiempo como aliado

¿Cuándo podemos pensar que el tiempo es un aliado en nuestra vida? Pues en muchos momentos…

Viviendo el presente teniendo una visión de futuro clara

Por ejemplo, no es lo mismo que pasen las horas día a día en ese trabajo que odias a que pasen las horas desarrollando ese proyecto que tanto has deseado desde hace años y que por suerte (o no) está funcionando como esperabas.

Cuando tomamos decisiones con la mente clara

Siempre que tomemos decisiones con la mente clara y después de haber estudiado bien todas las posibilidades, créeme, el tiempo correrá a nuestro favor.

Tenemos un plan

Si nos planteamos un plan a largo plazo para conseguir nuestros objetivos mientras disfrutamos del presente, el tiempo será un gran aliado.

Por ejemplo, en nuestras inversiones el largo plazo el tiempo será nuestro mejor socio. Luego lo veremos 😁

Aceptamos que las cosas pueden salir mal

Tenemos que ser realistas y debemos pensar que algún momento todo puede salir mal, que nuestros planes se vayan por el retrete o que una desgracia caiga sobre nosotros truncando nuestros planes de vida.

Debemos ser conscientes de nuestras virtudes y debilidades para poder actuar en consecuencia cuando vengan mal dadas.

Seamos consecuentes de nuestras acciones

Si somos conscientes de nuestras acciones y por qué las llevamos a cabo el tiempo jugará a nuestro favor.

Llevaremos el camino que siempre hemos deseado y podremos tener ese futuro que siempre hemos deseado.

El tiempo como enemigo

Por contra hay momentos en los cuales el tiempo puede ser nuestro mayor enemigo. Veamos:

Acciones realizadas pensando en la satisfacción inmediata

Todas nuestras acciones tienen repercusión en nuestra vida y en la de los demás.

¿Qué ocurriría si una noche de juerga con algunas copas de más decidimos coger el coche porque nos apetece ponerlo a tope en ese momento? Pues imagina las consecuencias que podría generar esa acción…. se acabó el tiempo.

Disfrutemos del momento y de la vida pero en pequeñas cucharadas. ¡No queramos correr tanto!

Tomar decisiones con emociones alteradas

¿Cuántas veces hemos tomado decisiones «en caliente» y que han resultado ser la peor opción posible?

Pues aquí el tiempo será nuestro enemigo, porque tomando esas decisiones con las emociones alteradas, el pasado se convertirá en un problema que nos perseguirá constantemente poniendo al tiempo en nuestra contra ya que podremos necesitar días, semanas o incluso años revertir esa decisión errónea.

Tomar decisiones sin rumbo alguno

Nuestra realización personal nunca llegará si todas las decisiones que tomamos son sin rumbo alguno.

Céntrate a la hora de tomar decisiones y piensa hacia dónde te pueden llevar.

Pensamos que todo lo podemos controlar

Qué gran error pensar que todo lo podemos controlar.

Todo lo que no tenga que ver con nosotros directamente es totalmente incontrolable y debemos tener eso bien claro.

Si tenemos bien claro que el exterior no lo podemos controlar evitaremos malgastar muchísimo tiempo y energía en luchas, conflictos, envidias, rencores, desencuentros, etc

Seamos más estoicos.

No disfrutamos del presente y nos aferramos al pasado y futuro

Por desgracia esto lo podríamos relacionar con la maldita depresión que sufren muchas personas.

Mucha gente sufre traumas en la vida de los cuales no se recuperan nunca y se aferran al pasado o a un futuro que nunca va a llegar porque las circunstancias de sus vidas han cambiado, ocasionando que malgasten tiempo y tiempo en no avanzar, sino en retroceder.

El tiempo en la inversión

¿Por qué os he comentado más arriba que el tiempo puede ser nuestro mejor socio en nuestras inversiones?

Pues porque lo es. Así de claro.

No vale decir simplemente que a largo plazo la bolsa y los pisos siempre suben, porque siempre aparece algún cadáver que tira las estadísticas por el suelo.

Pero, ¿y si seguimos un plan predefinido a través del cual compremos el mundo entero tal y como os he machacado y os machacaré en mis textos?

Por ejemplo a través de dos artículos anteriores y mi libro:

os dejo bien claro cómo llevar a cabo una inversión a muy largo plazo a través de aportaciones periódicas durante años a una cartera de inversión basada en fondos de inversión indexados al mundo entero.

Está claro que durante el paso del tiempo surgen crisis, empresas que quiebran, países que entran en guerra, pandemias, etc pero siempre ocurre lo mismo:

Después de la tormenta siempre llega la calma

El mundo crece año a año con sus altibajos, pero nosotros invirtiendo poco a poco, mes a mes pase lo que pase, conseguiremos revalorizar nuestro capital al cabo de varios años.

¿Cuánto?

No lo sabe nadie.

Pero SEGURO que batiremos la inflación más algunos puntos adicionales 📈

El trading (excepto en contadísimas ocasiones) sería un clarísimo ejemplo de que el tiempo es nuestro enemigo.

Conclusión

No sé en qué utilizáis la mayoría del tiempo vosotros, pero lo que yo sí sé es en qué no quiero malgastar mi tiempo

No quiero malgastar mi tiempo en nimiedades, rodearme de gente tóxica, amargarme por cosas que no puedo controlar, vivir odiando a toda la clase política que nos rodea, perder horas y horas sin hacer nada productivo, no tener un plan predefinido para aumentar las posibilidades de bienestar de mi familia, pasar horas y horas delante de la pantalla viendo cotizaciones para ver si rasco un pequeño porcentaje de ganancia diaria en los mercados, etc

Lo que sí quiero es consumir mi tiempo en vivir la vida junto a mi familia al máximo, ver crecer día a día a mi hijo Eloy (nació hace 3 meses) ,tener la sensación todos los días de que he hecho algo productivo en mis horas laborales, consumir horas y horas de ocio junto al resto de amigos que quiero, irme todas las noches a la cama pensando que han valido mucho la pena esas nuevas horas consumidas y seguir mi plan de inversión a rajatabla.

Debemos pensar realmente en qué gastamos nuestro valioso tiempo, si nos hace felices y si es productivo o no.

Como sabéis los que me conocéis y habéis leído mi libro, nosotros perdimos a nuestro primero hijo al nacer hace algo más de 3 años y creerme cuando os digo que eventos así te trastocan por completo tu vida.

Pasas de 100 a 0 en segundos y el tiempo ya no te importa, las horas no pasan, los recuerdos te atormentan y es un bucle del que cuesta salir.

Pero llegó el día en el que gracias a Dios salimos del bucle, nos apoyamos mi mujer y yo el uno en el otro como nunca y conseguimos volver a tener el tiempo de nuestro lado, siendo nuestro aliado.

No hay día que no nos acordemos de nuestro pequeño Iván ❤️, pero debemos seguir adelante y labrarnos «otro» futuro.

¡La vida sigue! 💪🏼

Ya sabes… nuestras decisiones de hoy marcarán nuestro futuro y de los de nuestro alrededor.

Por cierto, que nunca se te olvide: «Memento Mori« , recuerda que morirás.

Vive, disfruta y sigue el plan

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

Deja un comentario