Memento mori: Recuerda que morirás

Tal y como define la Wikipedia, Memento mori es una frase proveniente del latín que aunque literalmente indica «recuerda la muerte», se suele decir «recuerda que morirás», en el sentido de que debes recordar tu mortalidad como ser humano. Suele usarse para identificar un tema frecuente, o tópico, en el arte y la literatura que trata de la fugacidad de la vida.

En la antigua Roma cuando un general desfilaba victorioso por las calles de Roma, tras él un siervo se encargaba de recordarle las limitaciones de la naturaleza humana, con el fin de impedir que incurriese en la soberbia y pretendiese, a la manera de un Dios omnipotente usar su poder ignorando las limitaciones impuestas por la ley y la costumbre.

Este siervo le dejaba bien claro pronunciándole una y otra vez la frase «Memento mori» e incluso la frase «Respice post te! Hominem te esse memento!» que si la traducimos quiere decir «¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre».

Por qué aplicar Memento mori a tu vida

Ahora mismo estamos viviendo momentos difíciles en todo el mundo debido a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus covid-19.

Algo que nos está dejando claro esta crisis es que, ante este nuevo virus todos somos iguales. Da igual el dinero o poder que tengas, tu edad (también muere gente joven), tu raza, la ciudad o país dónde vives,… te puede tocar y puedes caer.

¿Cuánta gente conocéis que aún dice que lo del coronavirus es una chorrada y como se siente fuerte y joven dice que lo pasaría sin problemas y que eso sólo afecta a los mayores con patologías previas? ¿Cuánta gente conoces que con dos copas de más se ve capaz de conducir varios kilómetros y te dice «no pasa nada, lo tengo controlado»?

Así pueden haber decenas de ejemplos en los que queda demostrado que mucha gente se siente «invencible» en ciertos momentos de la vida, ni se le pasa por la cabeza la posibilidad de que en cualquier segundo de su vida puede morir y no hay vuelta atrás.

Cuando la muerte llama a tu puerta, no tendrás más remedio que marchar y no le importará lo que tengas pendiente de hacer y a quién dejas atrás.

Nacemos sin nada y morimos sin nada

Es totalmente natural que todos tengamos miedo a la muerte de nuestros seres queridos y cómo no, de nuestra propia muerte.

Debes recordar siempre, que al igual que tú vas a morir también lo harán en algún momento el resto de seres humanos y animales que te rodean, pero no por ello debes fustigarte o estar triste todos los días pensando que hoy ha sido el último día que te vas a tomar un café bien caliente al levantarte de la cama.

Con este artículo no pretendo parecer una persona negativa, triste o tétrica. Simplemente, por dejar de hablar de ciertas cosas no quiere decir que no vayan a ocurrir o no hayan ocurrido nunca.

En mi caso, mi mujer y yo sufrimos una terrible desgracia el pasado 4 de Marzo de 2.018 cuando perdimos a nuestro pequeño Iván cuando se suponía que debía nacer y empezar a llenar nuestras vidas todavía más.

Fue el momento más desolador y destructivo al que personalmente me he enfrentado con sus altibajos que ello todavía me provoca.

En ese momento no podía ni por asomo entender la situación, ¡qué injusto fue todo! ¿Por qué a nosotros? ¿por qué nuestro pequeño? pero por muy duro que fue, cuando ya habían pasado los primeros días de duelo me hizo reflexionar profundamente en el sentido de la vida, lo frágil que es  y la suerte que tenemos de levantarnos cada día y disfrutar de un nuevo día. Por desgracia, nunca veré correr o hablar a mi pequeño pero ha conseguido un cambio en su padre que de otra forma no habría ocurrido.

Por muy contradictorio que parezca, memento mori es tener ese nivel de conciencia y esa idea que nos impulsa a tener ganas de vivir y olvidarnos de todo aquello tóxico para nuestra existencia.

Valora realmente lo importante

Todos vamos por la vida como pollos sin cabeza, con prisas, estrés, ganas de ascender en el trabajo, acumular, en definitiva, ser los mejores.

¿Qué es lo más importante para tí en esta vida? ¿Familia, salud, amor, trabajo, dinero…?

Si tienes en cuenta que no eres inmortal y que en cualquier momento puedes morir y lo tienes asimilado, seguramente  tus prioridades en la vida cambiarán ya que pasarás a centrarte en lo realmente importante. Seguro que centrarás tu foco en ciertas cosas que antes las tenías más abajo en la lista.

¿Realmente pasas tiempo con tu familia? ¿Le demuestras a tu pareja que la quieres todos los días o sólo de uvas a peras? ¿Te cuidas físicamente para evitar problemas de salud? ¿Trabajas en tu verdadera pasión? ¿Disfrutas con las pequeñas cosas de la vida o sólo tienes el trabajo incrustado en tus pensamientos?

Memento mori nos ayudará a vivir con más pasión el presente, evitando que los días pasen sin más como si fuéramos a vivir 100 años más y a no posponer todo aquello que nos es importante para un futuro que igual nunca llega.

Seguro que ahora que estamos recluidos por el Estado de Alarma, estarás viendo algunas cosas de otra forma. Medita y céntrate únicamente en lo que realmente vale la pena de tu vida, tirando a la basura todo lo que te afecte negativamente.

Minimiza los problemas y baches

Nadie tiene una vida perfecta, absolutamente nadie. Tarde o temprano, todos pasamos por ciertos problemas o baches, de mayor o menor medida.

¿Vale la pena vivir enfadados o molestos por situaciones que ocurren a nuestro alrededor y que se escapan de nuestro control? ¿Para que te fustigas a diario nutriéndote de noticias negativas? ¿Por qué sigues alrededor de esas personas tóxicas que sólo te aportan problemas? Déjalas ir, ignóralas, mantenlas bien lejos y arrímate con quien realmente deseas estar y te sientes pleno/a.

No dejes que preocupaciones triviales te roben tiempo de tu vida, piensa en memento mori y valora lo realmente importante para tí y los tuyos.

Qué tiene que ver con la libertad financiera

Memento mori te recuerda que en algún momento morirás pero no por ello debes vivir al límite o por encima de tus posibilidades.

Desde aquel fatídico día comprendí muchas otras cosas sobre la vida que desconocía, mi objetivo cambió y, como bien sabéis los que seguís el blog o habéis leído mi libro es intentar alcanzar la libertad financiera en algún momento de mi vida. No la busco convirtiéndome en una persona huraña o avara. Tampoco escatimamos en vivir como deseamos, aunque pensamos cada euro que ganamos y gastamos, dándole el mejor valor posible.

Con la búsqueda de la libertad financiera, teniendo siempre presente el memento mori, podrás determinar qué y cuánto necesitas realmente para vivir la vida que deseas junto a los tuyos.

Podrá llegar el momento en el que pierdas el miedo a dar el salto, salir de la carrera de la rata y centrarte en lo más importante para disfrutar tu vida de forma plena.

Por mi parte, las pasadas Navidades dí un cambio importante en mi vida centrándome en el trabajo que me apasiona dejando el segundo trabajo que tenía, que por desgracia me consumía mental pero sobre todo físicamente.

Sigo en muchos aspectos dentro de la carrera de la rata pero ya llevo un buen camino para conseguir llegar al final.

Para terminar este artículo, la única verdad absoluta que debes tener en cuenta:

«Nunca escaparás de la muerte ni de pagar impuestos»

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

13 comentarios en «Memento mori: Recuerda que morirás»

  1. Un artículo precioso, incluso estimulante, es todo cierto, la vida es mucho más .
    Que Dios te siga iluminando , para seguir instruyendo a la gente.
    Un abrazo

    Responder
  2. Asi tal y como lo describes se entiende el porque, la fe ,en que la vida es algo más que lo que puedes vivir , pero es algo que si puedes sentir .
    Enhorabuena por el articulo .

    Responder
  3. Precioso y cierto,en todas tus palabras,y si todos tenemos que hacer nos una pregunta ¿que es lo más importante para mi mi familia?gracias por tus sabias palabras.

    Responder
  4. Me alegra que dieras El Paso. En muchas ocasiones el organizar tus prioridades creo también puede suponer un buen quebradero de cabeza… en fin… a darle hasta la muerte.

    Responder
  5. Muy interesante la reflexión ! a veces las prisas no nos dan tiempo ni para pensar , mucho ánimo ! Y que el señor te bendiga

    Responder
  6. Me ha gustado mucho este artículo, desde la serenidad nos hace reflexionar y nos da un ejemplo de valor para aplicarlo a nuestra vida. Enhorabuena

    Responder
  7. Me ha gustado mucho el artículo, narra algo muy cierto y está muy bien contado! Además te hace reflexionar que eso siempre nos viene muy bien! Enhorabuena!

    Responder
  8. Enhorabuena por el artículo. Aunque muchas veces expongo esta filosofía de vida a las personas de mi entorno, no por ello he de reconocer que viene bien que me lo recuerden a menudo. Volvemos a caer una y otra vez en «la carrera de la rata»
    Gracias

    Responder

Deja un comentario