Qué es la carrera de la rata y cómo salir de ella

La carrera de la rata es un concepto social que engloba prácticamente a toda la población mundial y que incluye seguir lo establecido y lo que nos enseñan desde que nacemos hasta que morimos: estudia, consigue un trabajo que te paguen una nómina, endéudate para comprarte una casa y un coche, ten hijos, gasta todo lo que ganas, llega a la jubilación pensando que «Papá Estado» te va a mantener y muere.

Hace unos años, el autor del libro Padre Rico, Padre Pobre (que te recomiendo leas si no lo has hecho ya) Robert Kiyosaki explicó este término mejor que nadie hasta el momento y lo considera el mayor problema para la clase media y trabajadora de todo el mundo.

¿Qué es la carrera de la rata?

Como he indicado anteriormente, es un concepto social que engloba a todas aquellas personas que viven su vida como si de una rata encerrada en una jaula se tratara, dando vueltas sin parar dentro de una rueda sin llegar a ningún sitio. Siempre está en el mismo punto.

Cuando nacemos y vamos creciendo se nos inculca que debemos acabar estudiando una carrera para conseguir un empleo de 8 horas diarias (o más) por el cual nos pagarán una nómina todos los meses. La sociedad nos empuja a comprar una casa y un coche mediante préstamos, a tener hijos, a gastar el 100% de nuestra nómina en cosas que no necesitamos realmente, hasta que llegamos a nuestra jubilación con lo justo, esperando la salvación de Papá Estado mediante su cuota de jubilación prometida.

Sí, yo también lo pienso, el sistema de pensiones español está quebrado y es una estafa piramidal.

A medida que crecemos y prosperamos económicamente, todo aquello que conseguimos de más mediante nuestro trabajo, en lugar de ahorrarlo en invertirlo lo añadimos a nuestros gastos y seguimos endeudándonos más, comprando más cosas que no necesitamos. Nos cubrimos de lujos inútiles que ni siquiera les sacamos partido, todo ello, por seguir dentro de nuestra pequeña rueda dentro de la jaula.

¿Cómo sé que soy uno más dentro de la jaula?

Si en tu unidad familiar los únicos ingresos son los procedentes de vuestras nóminas, tenéis una hipoteca a 20 años, pagáis a préstamo vuestro coche y a final de mes no os sobra ni un euro para meter en una hucha, siento decirte que estás dentro de la rueda de la jaula dando vueltas como una rata.

¿Cómo puedo salir de la carrera sin ser un bicho raro?

Primero que nada, lo que tienes que conseguir es quitarte la máxima cantidad de pasivos y conseguir la máxima cantidad de activos. Pero, ¿qué es un activo y un pasivo? Tal y como explico en mi libro, un activo es aquel bien que te genera un beneficio o un uso que no te genera coste, en cambio, un pasivo es aquel bien que únicamente te genera gastos.

Un préstamo sería un pasivo en tus finanzas personales y un inmueble que tengas alquilado será un activo.

Debes procurar tener más vías de ingresos a parte de tu trabajo principal, ya sea a través de trabajos extras, alquileres de algún bien que poseas, dividendos de acciones o fondos en los que hayas invertido, etc.

Siempre debes ahorrar una parte de los ingresos de tu unidad familiar y otra parte debes dirigirla a inversión, sin excusas. En mi libro propongo para estar partidas un 10% para ahorro y un 20% para inversión. Siempre a principios de mes, nunca a finales, es decir, debes apartar ese dinero nada más recibir el ingreso en cuenta ya que si esperas a que sobre dinero a final de mes el resultado, tanto para ahorro como para inversión, será de un 0% de tus ingresos.

Fórmate constantemente, adquiere la máxima educación financiera posible y explora todas las posibilidades que tus conocimientos te ofrezcan para conseguir ingresos extras de forma automática.

Revisa desde cero tus finanzas personales y analiza bien dónde puedes recortar gastos. Siempre hay donde recortar, créeme, analiza bien y verás cómo hay servicios que realmente ni usas y estás pagando por ellos todos los meses.

No llegar a final de mes no es una opción, debes procurar ahorrar e invertir para ganarle la partida a la vida y salir de la rueda de la jaula. No sigas al rebaño, vive tu vida y gana en tiempo para hacer lo que realmente te gusta y amas.

¡Sigue tu sueño y alcanza tu libertad financiera!

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

Deja un comentario

Scroll Up