La Ley de Pareto y cómo afecta a nuestras inversiones

La Ley de Pareto, también conocida como Principio de Pareto, fue formulada por Vilfredo Federico Pareto que fue un ingeniero, sociólogo, economista y filósofo que nació en París el 15 de Julio de 1.848.

He creído oportuno escribir un artículo sobre esta Ley o Principio ya que se puede extender no sólo a temas económicos, que son los que principalmente ocupan mi blog, sino que también se puede extender al resto de nuestra vida.

¿Qué es la Ley de Pareto 80/20?

El Principio de Pareto, también conocido como la regla del 80/20 describe un fenómeno estadístico por el que en cualquier población que contribuye a un efecto común, es una proporción pequeña la que contribuye a la mayor parte del efecto.

Mediante varios estudios, comprobó que la población se reparte entre dos grupos y estableció arbitrariamente la proporción 80/20 de modo tal que el grupo minoritario, formado por un 20% de población, se reparte el 80% de algo y el grupo mayoritario, formado por un 80% de población, se reparte el 20% de la misma riqueza o bien. Para llegar a esa primera conclusión, lo que hizo fue estudiar la propiedad de tierra en Italia y descubrió que el 20% de los propietarios poseían el 80% de las tierras, mientras que el 20% de los terrenos pertenecía al 80% restante de la población.

Lógicamente estas cifras son arbitrarias, no exactas y pueden variar pero después de varios estudios se suelen aproximar a ese 80/20.

El Principio de Pareto se ha aplicado con éxito tanto a ámbitos políticos como económicos. Es curioso cómo en una población aproximadamente el 20% ostentaba el 80% del poder político y la abundancia económica, mientras que el otro 80% de población, lo que Pareto denominó «las masas», tenía poca influencia política. Así sucede, en líneas generales, con el reparto de los bienes naturales y la riqueza mundial.

Si bien Pareto determinó esta relación en base a la riqueza, fue con el paso del tiempo cuando esta relación se fue exportando a otros muchos ámbitos como empresa, ventas, software, control de calidad, carteras de inversión, etc dónde se cumplía la Ley 80/20.

¿Cómo se aplica la Ley de Pareto?

Después de lo expuesto anteriormente podemos decir con casi total seguridad que la Ley de Pareto nos afirma que el 20% del esfuerzo genera el 80% del resultado final y todo ello es exportable a la empresa, beneficios, salud personal y a tu vida en general.

Aplicando el Principio en la empresa

El 20% de los clientes de una empresa suele darle el 80% de los beneficios a la misma, por tanto, si te enfocas en intentar localizar, cuidar e incluso ampliar ese tipo de clientes, tu empresa siempre irá bien.

Así mismo, cuando un almacén tiene un inventario muy grande, para concentrar el control de los artículos más importantes se suele aplicar esta ley, ya que controlando el 20% de los productos almacenados puede controlarse aproximadamente el 80% del valor de los artículos del almacén. Cuando se organizan por categorías también se suele cumplir que el 20% de los artículos generan el 80% de los movimientos dentro del almacén, por lo que es importante tener en cuenta la aplicación de la ley para una buena organización del stock y ahorrar en costes y tiempo.

Aplicando el Principio en informática

En la ingeniería de software se suele dar el caso de que el 80% del tiempo que están los programadores para realizar una aplicación o programa nuevo es para crear el 20% del código final, mientras que el 80% del código restante lo programan el 20% del tiempo restante.

En cuanto a los fallos generados en las pruebas del software también suele ocurrir que el 80% de los fallos está generado por un 20% de la parte del código y viceversa.

Así mismo, en el caso de redes informáticas, las brechas de seguridad suelen ocurrir en un 80% de las veces en un 20% de la estructura de la red.

Aplicando el Principio a tu vida personal

El 20% de las personas que conoces son las que te proporcionan bienestar, amor, empatía, etc

Pasas el 80% del tiempo de tu vida en los mismos sitios: tu hogar, trabajo, mismos lugares de ocio, etc , por ello, es importante que valores bien dónde deseas vivir y trabajar realmente , ya que ahí vas a pasar prácticamente el 80% del resto de tu vida.

El 20% de los ejercicios físicos que realizas aportan el 80% del beneficio a tu cuerpo, céntrate en localizar qué ejercicios o rutinas son las que más te aportan a tu salud y bienestar.

El 80% de los libros que te leas únicamente te aportarán valor personal en un 20% , así como los estudios y conocimientos que adquieras, por lo que selecciona bien aquellos conocimientos que desees adquirir para intentar localizar ese 20% que te generará ese 80% de valor que buscas en tu persona.

¿Cómo influye el Principio de Pareto a una cartera de inversión?

Como he indicado más arriba, una pequeña parte de nuestros esfuerzos conllevará la gran parte de nuestros beneficios. Extrapolando ésto a nuestra cartera de inversión se podría resumir en que una pequeña parte de nuestros activos (el 20%) generarán la mayor parte de nuestros beneficios globales en la inversión (el 80%).

Cualquier cartera compuesta por un determinado número de acciones a lo largo del tiempo y dependiendo de su diversificación generarán al inversor una determinada rentabilidad. Muchas de las empresas estarán en plusvalías, otras en minusvalías e incluso algunas otras pueden haber quebrado y desaparecido del mapa.

Si te fijas ahora mismo en tu cartera estoy casi convencido de que el grueso de los beneficios se lo lleva cerca del 20% de la cartera mientras que habrán otros activos que estarán haciendo de «lastre» … También puede darse el caso de que hayas tenido mucha suerte de haber empezado en un ciclo alcista y/o seas muy bueno/a seleccionando empresas, pero yo me refiero «a la media».

En el caso de una cartera de fondos de inversión, la Ley de Pareto también se suele cumplir , ya que éstos están compuestos por multitud de empresas (en el caso de mi cartera puedo tener más de 1.350 empresas) y la gran mayoría de ellas no son las que llevan el «grueso» de la misma.

Si eres de los inversores que prefiere crearse una cartera a partir de varias empresas, realiza un buen estudio sobre cada una de ellas antes de formarla y haz seguimiento sobre las mismas, intentando ir cambiando ese 80% que no ayuda al beneficio final intentando optimizarla al máximo posible.

Si por el contrario, eres un inversor como yo que simplemente confía en una cartera de fondos indexados lo suficientemente diversificada, deja que sea el propio mercado el que trabaje por tí llevando a cabo esos «ajustes» con el paso del tiempo.

Sé que este artículo es un poco «filosófico» o puede parecer un poco fantasioso en cuanto a la rigurosidad de la Ley 80/20 pero examinálo bien analizando tu vida, economía y trabajo y verás cómo Vilfredo Pareto se acerca mucho con este fenómeno estadístico.

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

Deja un comentario

Scroll Up