Legado virtual: déjalo todo listo para cuando faltes

Si llevas tiempo leyendo mis artículos, es posible que recuerdes uno de los que más comentarios generaron, concretamente en el que hablaba de «Memento mori: Recuerda que morirás»

¿Quién no piensa que llegará a la jubilación y vivirá hasta los 90 años? Todos lo pensamos.

Lo normal es levantarse todos los días después que suene el maldito despertador y ponerte manos a la obra, pero poca gente es consciente de que ese puede ser el último día que pase en en este mundo.

¿Tenemos los deberes hechos sobre todas nuestras pertenencias? ¿Nuestras parejas y seres más allegados saben realmente dónde está nuestro dinero invertido y cómo poder acceder a él en un momento de necesidad?

Cada núcleo familiar es un mundo y lo que para unos puede ser normal, para otros puede ser la cosa más rara del mundo.

Hay parejas que tienen todo en común y hay otras que lo tienen todo por separado. Para gustos, los colores.

Te voy a resumir rápidamente nuestro caso….

Mi mujer y yo lo tenemos todo en común, no hay «privacidad» en lo que ganamos, gastamos, etc , somos una única unidad familiar, no somos una familia en la que cada uno hace y deshace a su antojo y luego tienen una cuenta en común para gastos generales.

En el caso de las inversiones desde el minuto cero me he encargado yo de todo y después de haberle explicado todo con pelos y señales a mi mujer, todavía no tiene del todo clara la operativa, lo que se compra cada mes de forma automática, etc… pero no por nada, sino porque realmente no le interesa.

Sabe dónde está todo invertido (Renta 4 e Indexa Capital) pero si tuviera que entrar ahora mismo en nuestras cuentas pues ni siquiera sabría porque nunca se ha preocupado al respecto. Confía plenamente en mí y en el sistema que tenemos configurado.

Periódicamente le voy informando de cómo va todo y tiene acceso a toda la información económica a través de una hoja de cálculo personalizada 100% y la app Andromoney que compartimos los dos.

¿Por qué te estoy contando este rollo?

Pues porque si a mí me pasara mañana algo (o viceversa), lo ideal es que tanto mi mujer como yo tengamos un documento en el que expliquemos cómo está todo montado a nuestro alrededor y cómo deseamos que se mantenga o se distribuya.

Documento de instrucciones

Una carta o documento de instrucciones, es un conjunto básico de instrucciones, listas e información para orientar al resto de integrantes de nuestra unidad familiar o seres queridos, en el caso de que muramos o nos quedemos incapacitados.

Ojo, lo que planteo como un documento de instrucciones no es un testamento.

Es un documento en el cual dejar claras unas instrucciones, manuales o deseos respecto a nuestras inversiones, propiedades, accesos digitales, etc

Realmente en dicho documento podemos incluir lo que deseemos y hacerlo de forma simple o muy detallada, podemos organizar nuestros pensamientos, indicar hojas de ruta para seguir con las inversiones tal y como las teníamos configuradas, etc

Deberás identificar claramente en el documento la ubicación de cualquier escritura, propiedad de cualquier tipo de vehículo, cuentas bancarias, cuentas de inversión, pólizas de seguro contratadas, deudas pendientes, planes de pensiones, documentos fiscales relevantes y cualquier otro documento o información financiera importante.

También podremos incluir en el mismo documento todo tipo de información sobre nuestros servicios y suscripciones contratadas, etc

Más adelante lo veremos todos.

Requisitos de nuestro documento

Así como un testamento entiendo que deberá adherirse a algún estándar legal, el documento de instrucciones que propongo no estaría adherido a ningún estándar legal.

Que yo sepa no hay ninguna ley en nuestro país que imponga requisitos legales para su creación, enmienda o uso.

Seremos totalmente libres de incluir o actualizar lo que queramos en el mismo, ya que nuestras cuentas, inversiones y demás pueden estar cambiando constantemente.

Lo que sí debemos tener en cuenta es que el documento debería ser totalmente entendible para cualquiera de nuestros familiares y seres queridos en el caso de que faltemos, porque si vamos a dejarles escrito un galimatías, ¿qué solucionamos? NADA.

Si tus seres queridos son muy neófitos en la materia, siempre se podría dejar una «copia» a un abogado o Notario de confianza que pudiera ayudarles a entenderlo, pero lo ideal es que sea un documento para «tontos» para que sea lo más privado posible dentro de nuestra unidad familiar.

Efecto legal y aplicabilidad

Repito, este documento no sería un testamento.

Es decir, sería un documento de instrucciones en el cual tus familiares podrían saber cómo lo tienes todo montado pero deberán atenerse a tu testamento (si lo tienes) para ver cómo se repartirían esos activos que tengas el día que fallezcas.

Una cosa no quita la otra, pero no está de más que sepan por ejemplo cómo vender unas participaciones de unos determinados fondos de inversión si tienes un accidente y no puedes hacer nada por tí mismo y necesitan capital para, por ejemplo, pagar facturas de cuidados médicos.

Secciones que debe incluir el documento

Recuerda que en el documento deberás incluir todo aquello que desees, no hay nada predeterminado ni obligado.

El propósito principal del documento es que tus seres queridos conozcan tus deseos, finanzas y otros detalles claves de tu vida sin que se les haga muy complicado descubrirlo por sí mismos.

Ahí va una idea de todas las secciones que podría tener el documento en cuestión:

Información de contacto general

Lo ideal es comenzar el documento indicando los contactos de personas que te gustaría se les notificara en el caso de que fallezcas o tengas un accidente grave que te incapacite.

Igual es un tema que ya lo has comentado con tu pareja e hijos, pero no está de más incluir datos de algunos contactos que consideres esenciales: padres, hermanos, etc incluso, puedes añadir los datos de tu abogado o Notario de confianza.

Igual es un poco macabro y no es normal tener seleccionada una funeraria que se encargue de tí llegado el momento, pero en nuestro país si que hay mucha gente que tiene seguros específicos (el típico de Santa Lucía) que se encargaría de todo llegado el caso.

Si es tu caso, es importante dejar reflejada esa información con los datos contacto, número de póliza, etc para que se pongan manos a la obra y así evitar ciertas molestias a tus allegados.

Ya que estamos, puedes incluso indicar tus deseos en cuanto a este asunto: entierro o incineración.

Albacea patrimonial y/o fideicomisarios

Si has elegido un albacea a través de tu última voluntad y testamento, o has designado uno o más fideicomisarios a través de cualquier documento de fideicomiso, identifica en el documento a estas personas e incluye su información de contacto.

📖 Albacea: El albacea testamentario es quien se encarga de cumplir con las instrucciones que deja una persona en su testamento. Es designada por el propio testamentario para que haga cumplir su última voluntad.

📖 Fideicomiso: Disposición por la cual un testador deja su herencia o parte de ella encomendada a una persona para que, en un caso y tiempo determinados, la transmita a otra o la invierta del modo que se le indica.

Acceso y custodia del documento

El documento que vas a crear debe ser accesible en todo momento para aquellas personas que tú decidas, pero al tener información confidencial o sensible no puedes dejarlo a la vista de cualquiera.

Hoy en día podemos optar por dos opciones: la opción del formato digital y/o la del formato físico.

Para ambos casos, deberías tomar algunas precauciones de seguridad: caja fuerte, claves de seguridad, datos encriptados, etc

No te agobies si no eres una persona «informática».

Ten en cuenta que aunque alguien no deseado accediera al documento y éste tuviera claves de acceso a tu broker de inversión, banco, etc, sin la clave de operaciones (no debería aparecer en el documento) y sin la opción de doble verificación (p.e. tu móvil) no podrían desvalijarte las cuentas, tan sólo consultar posiciones.

Hay multitud de opciones que te pueden servir para tener tu documento bastante protegido.

Vamos allá:

Formato Físico

Aquí se puede hablar de papel puro y duro y en caja fuerte. Sería como las «últimas voluntades» de toda la vida.

Fallece un familiar, revuelves en cajones y te encuentras un papel de puño y letra con sus deseos…

Pero estamos en el siglo XXI, podemos hacerlo un poco más fácil:

  1. Crea un documento de texto o cálculo y mete toda la información correspondiente.
  2. Imprime una copia y la plastificas para que no se deteriore con el paso del tiempo.
  3. Guarda una copia del fichero en un pendrive o disco duro externo para futuras modificaciones.
  4. Mete tanto el papel plastificado como el pendrive en la caja fuerte o escondite que tengas en casa.

Si pretendes facilitarle una copia a tu abogado o Notario pregúntale primero cómo desea que le hagas llegar la información.

A continuación te pongo varios pendrive normales y algunos que tienen forma de proteger los documentos almacenados de forma sencilla (clave numérica o de huella digital):

Formato Virtual

Sin duda yo me quedo con esta opción como mi preferida ya que me paso la vida «conectado».

Documento en Google Drive o Dropbox y compartido con las personas que tengas asignadas, obligándoles a tener passwords complicados (y modificados cada x tiempo) para acceder a sus cuentas.

Resumen financiero

Uno de los apartados del documento debe incluir toda la información relativa a nuestras finanzas.

Deberemos incluir un listado que incluya como mínimo:

  • Bancos o brokers donde tengamos cuentas e inversiones con información de acceso, sucursal, persona o gestor de contacto. En definitiva, cualquier información relevante al respecto.
  • Dentro de cada banco o broker deberemos incluir números de cuentas, en qué consisten nuestras inversiones y activos actuales dentro de las mismas, etc
  • Instrucciones básicas de uso y cuidado de dichas inversiones y cuentas.
  • Patrimonio financiero aproximado, indicando también la deuda que podamos tener, a la fecha de creación o modificación del documento.

Bienes inmuebles

Tanto si tienes un bien inmueble como si tienes varios deberás identificarlo en el documento con la mayor información posible con el fin de que no se quede nada en el tintero:

Ubicación, metros, dónde se encuentra la escritura original, en qué Notario firmaste la compra venta, referencia catastral, qué administrador de fincas lleva los gastos del mismo, IBI que pagas anualmente, etc

Si tienes más de un inmueble y alguno lo tienes alquilado, deberás indicar en el documento los datos del inquilino, dónde tienes la copia del contrato firmado, condiciones firmadas, renta de alquiler y sus posibles subidas, vencimientos, etc

Propiedades personales

Otra utilidad que le puedes dar a tu documento de legado en vida es incluir todos aquellos artículos personales que tienen poco o ningún valor monetario pero que podrían tener un gran significado personal para tí y/o los tuyos.

En este caso, podrías incluir lo siguiente:

  • Una lista detallada . Enumera cualquier artículo específico y los nombres de quién debería recibirlo. Incluye reliquias familiares, elementos sentimentales, álbumes de fotos familiares y cualquier otra cosa que pueda tener un significado especial para alguien.
  • Artículos privados . Si tienes algo de carácter personal, sensible o vergonzoso, puedes incluir instrucciones sobre cómo deseas que se manejen esos artículos. En situaciones en las que la discreción es primordial, puedes incluir una sección o instrucciones que solo pueda leer alguien en quien confíe completamente.

Activos digitales

A medida que pasa el tiempo todo está más digitalizado e informatizado.

Si usas Dropbox y/o Google Drive entra en tus carpetas y, a no ser que seas una persona muy meticulosa y ordenada, comprobarás que puede ser un auténtico caos de información y ficheros de todo tipo.

Si no lo tienes controlado desde el principio, te puede llevar un buen tiempo organizarlo todo de forma clara para que la persona o personas que vayan detrás de tí no se vuelvan locos con tanta información.

Te llevará tiempo crear una lista de todas sus contraseñas, suscripciones, fotos personales y otros documentos digitales, pero es necesario que tu documento de legado debe incluir una lista actualizada que detalle el nombre del activo, cómo acceder a él y la información que contendrá.

  • Redes sociales . Algunas redes sociales tienen políticas específicas para la transferencia de estos activos después de la muerte o incapacitación del propietario, pero otras no. Por ejemplo, Facebook te permite nombrar un contacto heredado  que puede conmemorar o controlar tu cuenta si tú mueres. Podría ser más fácil comenzar esta sección describiendo tus deseos generales sobre tus cuentas de redes sociales en lugar de revisar cada cuenta y determinar qué tiene que hacer para cumplir con las políticas de la empresa.
  • Medios personales . Identifica la ubicación de las fotos (p.e. Google Fotos), videos y documentos personales. Estos pueden estar en tu teléfono, tablet, portátil, pen drive, disco duro o servicio en la nube. Si tienes fotos privadas o personales, asegúrate de identificarlas y ten claro cómo deseas que se traten.
  • Suscripciones . Enumera todas tus suscripciones en línea, como Netflix, HBO, Disney o Spotify, y cualquier otro servicio que pagues y que deba cancelarse después de tu muerte.
  • Propiedad digital . Si tiene activos digitales que tienen un valor sustancial, como nombres de dominio o sitios web, libros electrónicos que vendes a través de Amazon o cualquier otro activo digital, debes indicar cómo deben administrarse y quién debe tener acceso a ellos hasta que se distribuyan a los nuevos propietarios.

Niños

Si eres padre o tutor de un menor o tienes hijos adultos con necesidades especiales, asegúrate de incluir la siguiente información en su documento de legado:

  • Designación de tutor . Si mueres o quedas incapacitado, alguien tendrá que cuidar de tus hijos. No puedes usar este documento para seleccionar un tutor (lo puedes hacer a través de un testamento), pero puedes usarlo para notificar a las personas cercanas a quién has elegido, así como la ubicación del documento de planificación patrimonial a través del cual tomaste esa decisión.
  • Pensión alimenticia y finanzas . Detalla los pagos de manutención de los hijos que debe realizar, los pagos que puede esperar recibir y la ubicación de los documentos judiciales relacionados. Si has creado un fideicomiso, tienes un seguro de vida o has incluido a tu/s hijo/s como beneficiario/s de tu patrimonio, incluye también esa información.
  • Escuela . Incluya toda la información relevante sobre la educación de tu hijo, incluida su escuela, horario, nombre del maestro, información de contacto, entrenadores, extraescolares, etc
  • Médico . Enumera los medicamentos, los requisitos de atención y las necesidades médicas de tu hijo. También incluye el nombre y la información de contacto de su médico, dentista y cualquier otro profesional de atención médica.
  • Personal . Incluye instrucciones diarias sobre tu hijo, incluidas las actividades que le gustan, las preferencias alimentarias y las alergias, hábitos, miedos, pasiones y cualquier otra cosa que crea que un tutor necesita saber. También puedes incluir instrucciones especiales para un tutor o cuidador que no desea que el niño conozca o agregarle mensajes.

Mascotas

Igual que puedes usar tu documento para dejar instrucciones claras sobre tus hijos, puedes hacerlo también para con tus mascotas.

  • Alimentación y Dieta . Detalla con qué frecuencia come tu animal, qué alimentos son aceptables y cualquier otro detalle relevante.
  • Actividad . Incluye instrucciones sobre la frecuencia con la que su mascota sale a caminar, qué tipo de juguetes le gustan, con qué frecuencia limpiar las cajas de arena o las camas de las mascotas, etc.
  • Aseo y cuidado veterinario . Incluye el nombre y la información de contacto del peluquero, veterinario y centro de internado de su animal, así como los detalles de cualquier póliza de seguro para mascotas que tengas.

Deseos fúnebres

Dejar instrucciones claras puede ayudar a su familia a llorar tu pérdida sin tener que preocuparse por los detalles mundanos y a menudo estresantes que rodean los funerales y los restos finales.

  • Planes de servicio funerario . Si ya has firmado servicios funerarios o de cremación, o has seleccionado un lugar para el entierro, identifícalos junto con los datos de contacto de la funeraria y el cementerio. Si no has contratado nada, detalla las preferencias de una funeraria, servicios y lugar de descanso final deseado.
  • Ceremonia, Música y Ponentes . Si así lo deseas, incluye instrucciones de cómo te gustaría que fuera tu última despedida.
  • Fotos y artículos personales . Identifica las fotos personales o familiares, los artículos especiales o cualquier otra cosa que desees que se muestre o esté disponible en el servicio funerario, así como detallar dónde encontrar estos artículos.

Mensajes personales

Además de abordar todos los detalles específicos sobre finanzas, propiedades, instrucciones para con tus hijos y mascotas, deseos funerarios, etc, también podrías usar tu documento de legado para dejar mensajes o deseos personales a las personas más importantes de tu vida.

Podrías por ejemplo escribir cartas individuales a estas personas.

Actualización de tu documento

La elaboración de este documento no te llevará una o dos tardes, es más, necesitarás dedicarle unas cuantas horas a su creación y perfeccionamiento.

Pero una vez esté finalizado deberás actualizarlo cada X tiempo, con el fin de mantener actualizada toda la información lo más realista posible para el día que sea necesaria su consulta.

Mi consejo es que lo actualices como poco una vez al año o en el momento que haya algún cambio significativo en tu situación financiera, personal, profesional o familiar.

Muy importante que indiques fecha y firmes todas las actualizaciones, para que tengan en cuenta la versión más reciente.

Ejemplo y descarga de un documento de instrucciones

Próximamente me gustaría ofreceros la posibilidad de descargaros un documento base de instrucciones para que a partir de ahí podáis crear el vuestro propio.

Estad atentos a la newsletter del blog para el día que lo tenga disponible.

Si todavía no eres suscriptor/a te invito a que te registres aquí:

Conclusiones

Una carta de instrucción o documento de legado, es una de las mejores formas para que una persona normal y corriente como nosotros comencemos a pensar que en cualquier momento podemos desaparecer de este mundo, pero que podemos dejar los «deberes hechos».

¿Cuántas veces ha oído historias de que tal persona ha fallecido y ha dejado tras de sí un desastre difícil de resolver y que únicamente ha provocado caos y líos entre familiares y seres queridos?

No estoy hablando de un tema de testamento, sino de dejar claro lo que tenemos y cómo lo tenemos organizado, pero sobre todo, dejar instrucciones de cómo deseamos que sigan ciertas cosas.

Este sencillo documento te permitirá mirar tu vida desde la distancia y anticipar cómo podría afectar tu futuro a las personas más importantes para ti.

Un documento de legado bien pensado y cuidadosamente escrito es una excelente manera no solo de plasmar tus pensamientos y deseos en papel, sino también de garantizar que tus deseos estén protegidos a través de un plan patrimonial integral.

Mucha suerte y esperemos que nuestros documentos no sean consultados hasta dentro de muuuuuuuchos años. 😉

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

5 comentarios en «Legado virtual: déjalo todo listo para cuando faltes»

  1. muy interesante. La verdad es que hace tiempo que vengo pensando en algo parecido aunque no tan completo. Tienes razon que si pasa algo fulminante, el caos que dejaria no seria pequeño. Me voy aponer manos a la obra. Muchas gracias

    Responder
  2. Muy interesante.
    Es cuestión de dedicarle un poco de tiempo para hacer las cosas bien, así no dejar problemas a los que vienen detrás.

    Responder
  3. Muy completo tu artículo. Al igual que Manuel hace tiempo que vengo pensando en ello y has puesto en un texto algunas de las ideas que rondaban por mi cabeza.

    Muchas gracias

    Responder
  4. Lo mismo digo, lo tengo pendiente desde hace tiempo, me has dado el empujón cito para comenzar a crearlo.
    Gracias por la aportación.

    Responder

Deja un comentario