Nubarrones en el horizonte

En septiembre de 2.019 comencé el borrador de este artículo ya que llevamos tiempo leyendo y escuchando que viene una crisis importante, que se vislumbran nubarrones a lo lejos, que la crisis que está por venir será más fuerte que la que sufrimos con el crash financiero de 2.008, que hay una burbuja en la bolsa americana, que la burbuja de la deuda soberana a nivel mundial es más bien un burbujón, que hay activos sobrevalorados por todos lados, que la vivienda se va a desplomar, etc.

Yo no soy economista ni soy capaz de analizar la economía mundial desde mi escritorio, sólo sé que el mundo puede caer como hizo en las grandes crisis de 1.929 (Crack del 29 y la Gran Depresión), 1.971 (fin del patrón oro), 1.973 (crisis del petróleo), 1.987 (Lunes Negro), 2.000 (crisis de las Puntocom), 2.001 (atentados del 11-S) ó 2.008 (crisis financiera global), pero también sé que en algún momento la situación se dará la vuelta y todo volverá a crecer.

De repente…. en el primer trimestre del 2.020 llega el maldito coronavirus Covid-19 y acabamos confinados en nuestras casas con todos los negocios no esenciales cerrados.

¿Qué está ocurriendo?

Ahora estamos a finales de Agosto y estamos sufriendo lo que en la prensa nos machacan sin cesar como «rebrotes» y no sabemos exactamente cómo va a ser ni siquiera la vuelta al cole.

El futuro nadie lo sabe, pero una cosa está clara: hay miles de empresas (no sólo en España) que están cerrando o que están en serios aprietos para sobrevivir. Y de las que lo consigan, un alto porcentaje dará pérdidas este año.

En consecuencia, miles de familias están abocadas a la ruina.

El modelo económico actual se basa en que el dinero fluya, que esté en constante movimiento y vaya cambiando de manos, generando gasto y consumo sin cesar.

Al sufrir confinamientos y cierres temporales de empresas en todo el mundo, el dinero dejó de fluir y el PIB de los principales países afectados ha empezado a sufrir importantes caídas.

Como he comentado, no soy economista ni un experto, pero es de lógica pensar que si los pequeños negocios de tu barrio van cerrando, muchos empleados siguen en ERTEs, algunas empresas empiezan a despedir por haberse quedado sobredimensionadas, empiezan a verse carteles de se alquila y se vende en locales importantes de la ciudad, no hay apenas turistas por nuestras principales ciudades, la hostelería está perdiendo clientes día a día, los negocios de ocio nocturnos cerrados y un largo etcétera van a provocar que la cosa no acabe bien, nada bien.

Nuestro Gobierno va a intentar «no dejar a nadie atrás» (o eso dicen) pero el dinero no es infinito. No basta con subir impuestos a lo loco e imprimir billetes de la nada.

Nuestro problema de base es que mucha gente vive y ha vivido toda su vida por encima de sus posibilidades.

Eso ya no tiene solución, ahora hay que apechugar con las consecuencias.

Si imperara la educación financiera en nuestro país, no habría tanta gente a una o dos nóminas de la quiebra total.

Sí, hay familias o personas que nunca podrán salir del pozo por las circunstancias que sean, pero un gran porcentaje de las familias y empresas restantes que acaben en problemas podrían haberlos capeado de otra forma si hubiesen hecho los deberes en su momento y no hubiesen derrochado y vivido a un nivel que no les correspondía.

Por desgracia, todo ésto va a traer cola en los próximos meses.

Ejemplos de lo que está ocurriendo

Sólo hace falta que pongas cualquier noticiario, te des una vuelta por Twitter o abras cualquiera de los grupos de whatsapp en los que estás incluido.

En algún momento del día te llegará alguna mala noticia relacionada con la maldita pandemia y lo que puede venir si no se hacen bien las cosas y nos cuidamos todos.

Ahí van algunas de esas «malditas» noticias:

El Covid-19 dispara la deuda pública un 6,8% en los últimos 12 meses [VER NOTICIA]

El turismo alerta de 424.000 despidos si no hay ERTE hasta marzo de 2021 [VER NOTICIA]

El 70% de los autónomos podría cerrar sus negocios si hay un segundo confinamiento por el coronavirus [VER NOTICIA]

Orden de Comunidades que han perdido más empresas en cinco meses de pandemia: Cataluña (-17.306), Andalucía (-14.352), Madrid (-13.020), Comunidad Valenciana (-10.625) y Canarias (-5.616). Ojo que en esta estadística no entran las empresas afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

▷ El fondo Blackstone, el mayor casero de España, ha puesto en venta los activos residenciales en alquiler que posee en nuestro país. La decisión llega en medio de un fuerte aumento de los impagos de los inquilinos, que ya alcanzan el 10% y teme que alcancen el 20%. Pero no va a ser fácil completar estas ventas ante la incertidumbre por la evolución del virus, que hace que los potenciales compradores prefieran esperar, salvo que los precios sean muy bajos.

▷ Pero la guinda que me puso en guardia fue lo que te voy a contar a continuación. No, no es el guión de una película apocalíptica de Hollywood, son comentarios extraídos de un blog de un ciudadano de New York que nos puede acercar mucho más al pensamiento de que vienen tiempos difíciles:

  • Midtown Manhattan, el centro de negocios de Nueva York, está vacío. Aunque la gente puede volver al trabajo, los edificios de oficinas famosos como el rascacielos Time-Life todavía están vacíos en un 90%. Las empresas se han dado cuenta de que no necesitan a sus empleados en la oficina. 
  • Solo en mi edificio, el alquiler se ha desplomado casi un 30%; las personas se están mudando más que nunca.
  • Los precios han bajado entre un 30% y un 50% tanto en los alquileres como en las ventas, sin importar lo que le digan los agentes inmobiliarios. Y los alquileres están aumentando en las ciudades de segundo y tercer nivel.
  • Mi restaurante favorito está cerrado para siempre. Bien, vayamos a mi segundo favorito. Cerrado para siempre. Tercer favorito, cerrado definitivamente. 
  • Yelp estima que el 60% de los restaurantes de Estados Unidos han cerrado
  • Y nuevamente, ¿qué pasa con todos los empleados que trabajan en estos restaurantes? Se han ido. Salieron de la ciudad de Nueva York. ¿A dónde fueron? Conozco a mucha gente que se fue a Maine, Vermont, Tennessee, norte del estado, Indiana, etc. Volver a vivir con sus padres o vivir con amigos o vivir más barato. Se han ido y se han ido para siempre. 
  • Todo el mundo ha pasado los últimos cinco meses adaptándose a un nuevo estilo de vida. Nadie quiere volar por todo el país para una reunión de dos horas cuando puedes hacerlo igual de bien en Zoom. Puedo ir a ver «comedia en vivo» en Zoom. Puedo tomar clases de los mejores maestros del mundo casi gratis en línea en lugar de pagar $ 70,000 al año por un número limitado de maestros que pueden o no ser buenos. 
  • Todo el mundo tiene opciones ahora. Puede vivir en la capital musical de Nashville, puede vivir en el «próximo Silicon Valley» de Austin. Puedes vivir en tu ciudad natal en el medio de cualquier lugar. Y puede ser igual de productivo, ganar el mismo salario, tener una mejor calidad de vida con un costo de vida más barato.

🤔 Todo este tipo de comentarios ¿no te hace pensar?

Igual nuestra forma de vida actual va a cambiar y la gente no va a primar tanto el mudarse a grandes ciudades, vivir en casas pequeñas lo más cerca posible del centro y trabajar en cubículos de empresa más de 8 horas al día.

Igual nuestra forma de ver la vida cambia con todo esto nuevo que nos toca vivir y nos conformamos con mucho menos viviendo alejados de las grandes urbes, disfrutar del «espacio» y del aire libre .

O no, simplemente todo lo que estamos viviendo será algo pasajero y en unos meses se nos olvidará a todos que la economía pendía de un hilo y que al salir de casa nos teníamos que poner la dichosa mascarilla 😷

¿Tú que piensas?

¿Por que soy tan pesimista?

Seguramente estarás pensando que más pesimista no se puede ser, incluso podrías tacharme de alarmista si eres de esas personas «negacionistas» que piensan que todo lo que estamos viviendo es una mentira, que el virus no existe, que no es para tanto o que lo que quieren nuestros gobernantes es convertirnos en la nueva Venezuela.

Seamos serios por favor.

Me considero una persona bastante optimista y sobre todo de cara al futuro.

El mundo no siempre va a ser de color de rosa y hay que vivir momentos malos y malísimos en algún momento de nuestras vidas.

Pero tranquilos, aunque es innegable que vamos a pasar por un bache más que importante y no está de más estar preparados para capearlo lo mejor posible, todo volverá a la normalidad.

Me da igual si los gobiernos nos dicen la verdad o no, pero los muertos existen, la enfermedad existe (sea peor o no que una simple gripe) y todo ello nos está afectando tanto psicológicamente como económicamente.

Lo lamento, pero quién no vea eso, está ciego o es alguien que tiene una posición social tan cómoda que le da igual sus prójimos y todo lo que le rodea.

Más que nunca debemos coger las riendas de nuestras vidas e intentar tenerlo todo bien controlado y atado porque es más que probable que tengamos meses por delante complicados en el trabajo, en el valor de nuestros activos inmobiliarios y financieros e incluso en nuestras rentas por alquiler si las tenemos.

Mis consejos

A continuación te voy a indicar varios consejos que desde mi punto de vista son fundamentales:

1️⃣ Preserva la salud

Creo que no hace falta que te deje claro que lo primero es la salud.

Es tu obligación el usar el sentido común (seas negacionista o no) y preservar tu salud y la de los que te rodean.

No seas irresponsable y usa las medidas de protección adecuadas y evita las situaciones que te puedan poner en riesgo.

Repito: SENTIDO COMÚN.

2️⃣ Fondo de emergencia

Ponte manos a la obra y ten tu fondo de emergencia listo para cualquier contingencia e incluso amplíalo si puedes por si lo que pueda venir va a ser más largo de lo que se espera.

Si no sabes qué es el fondo de emergencia o cómo construirlo, aquí tienes mi artículo al respecto.

3️⃣ Pon alerta tus cinco sentidos

Ahora es cuando más alerta debemos estar ante los centenares de vendedores de «crece pelo» que van a aparecer tanto por las redes como por la vida real para «ayudarnos» a ganar dinero, sobre todo, de forma rápida.

⚠️ CUIDADO ⚠️

Aparecerán «gurús» que te van a prometer ganancias astronómicas, rentabilidades increíbles, inversiones novedosas, criptomonedas top para el futuro, etcétera ….

Tampoco te vuelvas loco/a a buscar acciones en las que invertir para sacar rentabilidades rápidas y así poder acabar con tus posibles problemas de dinero.

No corras detrás del precio de acciones que están subiendo como la espuma en las últimas semanas como por ejemplo Amazon, Tesla, Google, Apple, Alibaba…

Invierte en dichas compañías si lo deseas, pero no especules para sacar dinero rápido porque el mercado se puede dar la vuelta de forma brusca y ahondarte todavía más en el pozo.

Y ojito con las estafas piramidales ya que sus promotores siempre buscan sangre fresca cuando hay necesidades económicas.

4️⃣ Diversificación

Más que nunca debemos diversificar nuestros ingresos e inversiones.

No podemos depender de una única vía de ingresos ya que ésta se nos puede venir abajo en cualquier momento y debemos estar preparados.

Ahora igual no es el mejor momento para pluriemplearnos o sacar adelante ese proyecto que tenemos en mente desde hace tanto tiempo, pero debemos intentarlo.

Referente a las inversiones, sería de locos tener todos los huevos en una única cesta, como por ejemplo, sólo acciones del IBEX 35 (que por cierto, son como un pozo sin fondo).

Compra el mundo entero a través de un fondo indexado al MSCI World y a esperar años mejores.

Nota: Si ya tienes comprado el mundo entero a través de un fondo o ETF y vienen bajadas importantes en los índices los próximos meses (cosa que no sabe nadie si ocurrirá), no deshagas las posiciones, al contrario, acumula más participaciones y a esperar a que todo vuelva a la normalidad.

5️⃣ Lee mucho más y fórmate

Si por desgracia la situación actual se ha llevado por delante tu empleo o empresa, es el momento de que intentes reciclarte mientras buscas un nuevo trabajo.

Lee mucho más sobre lo que más te guste y realiza cursos sobre aquello que necesites reforzar conocimientos.

Igual descubres una nueva faceta o vocación que desconocías.

6️⃣ Consume pero pospón gastos grandes

Aunque vengan tiempos adversos, no podemos contraer el gasto, ya que si todos hiciéramos lo mismo, la economía colapsaría y las consecuencias serían mucho peores.

Tal y como te comentaba al principio del artículo, el dinero debe fluir pero ello no significa que tengas que gastar sin control.

Controla tus gastos y sobre todo pospón aquellos gastos grandes que tenías planeados para preservar un poco de capital por si acaso.

Por ejemplo, si pensabas cambiarte de coche ahora pasado el verano igual es mejor esperarte a principios del año que viene a ver qué tal te va durante esos meses.

7️⃣ No amortices hipoteca

Puede sonar a tontería este consejo, pero si eres de las personas que suele amortizar hipoteca a final de año, igual deberías plantearte no hacerlo este año y dejar ese dinero en el fondo de emergencia para mayor seguridad.

No soy partidario para nada de la deuda, sobre todo la mala, pero en este caso y al tratarse de una hipoteca de vivienda habitual, haría la excepción. [Diferencias entre deuda buena y deuda mala]

Si tienes una hipoteca sobre el 1% de interés es una opción muy válida lo que te comento, ya que si vienen muy mal dadas igual luego necesitas ese dinero que has utilizado para amortizar y tienes que volver a recurrir al banco para refinanciar.

Volver al banco a pedir dinero siempre será perjudicial para tu bolsillo, creéme.

8️⃣ Audita lo que tienes para ver si lo necesitas

Intenta auditar todo lo que tienes por casa y si realmente lo necesitas y lo utilizas.

Te sorprenderás de la cantidad de cosas que ni te acordabas que tenías.

Haz una lista con todo lo prescindible y ponlo a la venta en servicios de segunda mano como Wallapop, MilAnuncios o Cash Converters.

Otra opción es que lo dones. Igual algún familiar o amigo puede necesitar lo que tú no necesitas y realmente no te van a dar nada por ello si lo pones a la venta.

Audita y valora.

Conclusión

En definitiva, no sabemos qué va a pasar realmente y cómo vamos a estar de aquí a un año, pero lo que es seguro es que dentro de varios años recordaremos esta época como un mal episodio que nos ha tocado vivir.

Pero bueno, no perdamos la perspectiva de la vida, vivámosla y seamos felices junto a los nuestros.

Ahora es cuando debemos vivir el momento con serenidad y fortaleza, el toro ya está frente a nosotros y no tenemos hueco dentro de la barrera, tenemos que intentar torearlo y sobrevivir, no nos queda otra.

💪🏼 ¡¡VAMOS!! 💪🏼

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

2 comentarios en “Nubarrones en el horizonte”

  1. Que buenas y reales reflexiones, se avecina tormenta. Los precavidos igual resistirán los azotes, los menos se las van a desear. La de 2008 tanto mi marido como yo la pasamos y gracias a ambos jefes que supieron llevar a buen puerto la empresa, llevaban y llevan la etiqueta de tacaños, (y lo son porque no te invitan ni a un café), pero gracias a ellos muchas empresas salen adelante. Todos tenemos que tener nuestro fondo de emergencia, pequeños y grandes, porque lo aplicable a tu vida personal también lo aplicas a tu vida laboral y empresarial.

    Seguiremos mirando el cielo cada día para que siga saliendo el sol.

    Responder
    • Muchas gracias Cristina por tus comentarios.
      Que vaya muy bien y tranquila que seguirá saliendo el sol todos los días.
      ¡Un saludo!

      Responder

Deja un comentario