Fondo de emergencia

¿Consigues ahorrar a final de mes? ¿Tienes apartados ciertos ahorros que te den tranquilidad por si vienen situaciones adversas e imprevistos? Espero que tus dos respuestas hayan sido afirmativas y tengas un fondo de emergencia o colchón financiero bien definido.

Si por el contrario tus respuestas a mis preguntas son negativas, no te preocupes, todo tiene solución. Ponte manos a la obra y comienza a ahorrar y crear tu fondo de emergencia. Vamos por partes:

💰 ¿Qué es el fondo de emergencia?

El fondo de emergencia es una cantidad de dinero que te permitirá sobrevivir a tus gastos habituales en el caso de que pases por una crisis laboral o financiera importante que impida que tengas ingresos recurrentes.

También es un colchón financiero que te permitirá afrontar importantes gastos imprevistos y que te evitará tener que endeudarte para llevarlos a cabo.

Debe ser un dinero totalmente accesible en cualquier momento sin estar invertido o pignorado a ningún préstamo.

🤔 ¿Por qué debes tener un fondo de emergencia?

Aunque seamos precavidos con el tema del dinero y creamos que tenemos la situación ingresos-gastos bajo control, no sabemos cuándo puede surgirnos un imprevisto que tire por tierra toda nuestra comodidad financiera.

En cualquier momento podemos quedarnos sin trabajo, sufrir un accidente que nos haga cambiar radicalmente de vida adecuando nuestro hogar a las nuevas circunstancias, la dichosa caldera deja de funcionar de repente, tenemos un gasto médico de necesidad inmediata que no cubre la Seguridad Social, el seguro no cubre los desperfectos ocasionados por un temporal en tu hogar o el siniestro total de tu coche, etc.

Los seguros son fundamentales para estar cubiertos ante importantes eventualidades en nuestras vidas, pero en muchas ocasiones no nos cubren ciertas desgracias y debemos estar preparados para solucionarlos por nuestra cuenta sin tener que ir al banco a rogar que nos presten dinero.

Créeme, tener un fondo de emergencia te hará dormir más tranquilo/a por las noches.

🤑 ¿Cuánto dinero debe tener tu colchón financiero?

Si te has leído mi libro «Objetivo: Libertad Financiera», habrás comprendido por qué de nuestros ingresos, aportamos un 10% a ahorro y un 20% a inversión pase lo que pase y siempre a primeros de mes, nunca a finales. Es decir, nos pagamos a nosotros mismos los primeros.

El ahorro y la inversión es algo sagrado si queremos tener unas finanzas controladas y saneadas.

También habrás entendido por qué recomiendo tener siempre un mínimo de 6 meses de tus gastos fijos para vivir, siendo 12 meses la cifra ideal, en una cuenta o colchón financiero.

En el caso de que no estés invirtiendo parte de tu dinero, deberías apartar para ahorro un 30% mínimo de tus ingresos mensuales hasta que consigas tener tu colchón financiero listo.

Puede parecerte muy complicado o inalcanzable pero, a base de recortar gastos innecesarios y ajustando presupuestos familiares, puedes conseguirlo (te enseñaré cómo más adelante).

«Si no has invertido nunca porque tienes miedo o no sabes cómo hacerlo, te recomiendo mi artículo [Guía básica de inversión para principiantes]»

Imagina que entre hipoteca, gastos para mantener la casa, alimentación, transporte para trabajar, etc tienes unos gastos fijos de 1.200 € todos los meses. Pues bien, si coges la calculadora y multiplicas esos 1.200€ por 6 meses, te darían un total de 7.200€ que debería ser tu fondo de emergencia mínimo.

Si quieres tener un colchón mucho más seguro, deberías multiplicar esa cifra mensual de gastos por 12 meses, que en el ejemplo actual arrojaría un total de 14.400€ que debería ser tu hucha intocable.

⌛️ ¿Cuánto tiempo tardarás en conseguir reunir ese dinero?

Lógicamente no es fácil tener nuestro fondo de emergencia ideal de un día para otro a no ser que hayas estado ahorrando durante años.

Lo primero es saber con certeza cuáles son nuestros gastos y para ello te recomiendo que lleves un seguimiento exhaustivo de dónde van a parar todos los céntimos que salen de tu cuenta y cartera.

Es muy importante que los categorices y sepas diferenciar cuáles son los gastos fijos que no puedes reducir de ninguna manera y que deberás pagar sí o sí cuando vengan mal dadas para que tu vida no sufra cambios importantes.

Para ello, te recomiendo encarecidamente que uses aplicaciones de control de gastos como por ejemplo Andromoney, tal y como hacemos nosotros.

¡Venga!, vamos a hacer algunos números para hacernos una idea del tiempo que podría llevarnos conseguir reunir todo ese dinero.

Imaginemos que tenemos unos ingresos mensuales totales en nuestra unidad familiar de 3.450€ y nuestros gastos fijos obligados (hipoteca, luz, agua, impuestos, cuota del coche, guardería, etc) son 1.600 €, deberíamos buscar tener la siguiente hucha:

  • Hucha mínima: 1.600 * 6 = 9.600 €
  • Hucha ideal: 1.600 * 12 = 19.200 €

Pues partiendo de la base que debemos ahorrar sí o sí un mínimo de un 10% (OBLIGATORIO) todos los meses de nuestros 3.450 € de ingresos, necesitaríamos :

  • 28 meses para tener una hucha mínima (9.600€ / 345€)
  • 56 meses para tener una hucha ideal (19.200€ / 345€)

Si tuviéramos la suerte de conseguir ahorrar un 30% de esos 3.450€ , es decir, 1.035€ , el tiempo que debería pasar para conseguir nuestro colchón de seguridad se reduciría bastante:

  • 10 meses para tener una hucha mínima (9.600€ / 1.035€)
  • 19 meses para tener una hucha ideal (19.200€ / 1.035€)

🏦 ¿Dónde guardar nuestro colchón de seguridad?

Como he indicado anteriormente, el fondo de emergencia debe ser un dinero siempre disponible y líquido.

Podrías tenerlo invertido en un depósito bancario o fondos monetarios, pero te recomiendo que lo tengas en una cuenta en efectivo, sin invertir y sin estar vinculado a nada ya que en el caso del depósito bancario podrías perder la rentabilidad o tener penalizaciones, y en el caso de los monetarios podrías tardar entre 2-4 días laborales en tener el dinero disponible.

Lo ideal sería tenerlo en una cuenta ahorro en tu propia entidad bancaria pero en la cual no tengas domiciliado ningún recibo ni tengas adherida ninguna tarjeta de crédito o débito. Únicamente en la que tengas acceso al dinero mediante transferencia al exterior sin coste.

Debería ser una cuenta como si de un cerdito de hucha se tratara, únicamente que acepte entrada de dinero y sólo «romperse» en caso de necesidad. 🐷⛏

👫 Nuestro caso

Personalmente mantendría nuestro fondo de emergencia en 6 meses de gastos fijos de nuestra unidad familiar, pero mi mujer es mucho más conservadora que yo y optamos finalmente por la opción de mantener siempre un colchón financiero de 12 meses.

Por otro lado, todo el sobrante que va habiendo mes a mes de ahorro (el 10% de nuestros ingresos), se queda en la cuenta general desde donde pagamos todos los recibos y gastos diarios.

Si por suerte no necesitáramos disponer de capital del fondo de emergencia porque todo ha ido bien y no ha habido ningún contratiempo  importante, si en la cuenta común de gastos hay más dinero que 2 meses de gastos generales, el sobrante lo pasamos automáticamente a nuestra cartera de inversión.

A continuación te pongo nuestro «supuesto» caso, ya que no voy a exponer aquí nuestros ingresos y gastos reales:

  • Ingresos mensuales : 3.800€
  • Gastos fijos mensuales: 2.650€
  • Nuestro fondo de emergencia nunca debe estar por debajo de : 31.800€
  • Si en la cuenta común de gastos hay más de 5.300€ de saldo, todo ese sobrante automáticamente se invierte en nuestra cartera de inversión.

Tranquilo/a, no te agobies si ahora mismo tus ahorros son 0€ o estás pasando por un mal momento. Todo el mundo empieza sin nada y también se van sin nada al otro mundo.

Mentalízate, controla tus finanzas y ponte manos a la obra para que la próxima vez que tengas problemas o contratiempos no te pille desprevenido/a . ¡TÚ PUEDES! 💰💪🏼

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

Deja un comentario