Comprar un coche a plazos o en efectivo

¿Qué sale más barato? ¿Comprar un coche a plazos o en efectivo?

Lo lógico es pensar que si vas al concesionario a preguntar por el coche que te gusta, te hagan más descuento si lo pagas al contado que si lo financias.

Pues nada más lejos de la realidad…. últimamente los concesionarios oficiales de prácticamente todas las marcas hacen descuentos más agresivos si vas a financiar la compra del vehículo que si lo vas a pagar de golpe.

¿Cómo puede ser? ¿Realmente es más barato financiar que pagar al contado? ¿Cuánto deberíamos gastarnos como mucho en un vehículo?

Vamos allá…

Comprar un coche

Si optas por ser propietario, la vivienda es el primer gran gasto que afrontas en la vida, siendo por norma general, el vehículo el segundo gran gasto.

Aunque lo necesites a diario para ir a trabajar, el vehículo no es una inversión, es un gasto. Pierde valor nada más sale del concesionario por primera vez.

¿Cuántas veces ves a gente conduciendo coches premium que sabes que no son acorde a sus ingresos?

En la sociedad actual, aunque cada vez menos, conducir un buen vehículo siempre ha sido imagen de un buen estatus y un buen nivel de vida.

Es un escaparate perfecto para demostrar al exterior que te van bien las cosas, o eso intentas demostrar aunque estés comiendo mortadela todos los días en lugar de carne y pescado fresco.

Está claro que cada uno puede hacer con su dinero lo que le dé la gana, pero gastarte más de 10 meses de los ingresos de tu unidad familiar en un vehículo es un poco peligroso como para mantener una buena salud financiera en casa.

Por ejemplo, si en casa ingresáis todos los meses 2.300€ , el próximo vehículo que compres no debería valer más de 23.000€ (10 x 2300€).

Está claro que no podrás sacar un Mercedes, un BMW o un Audi de primera mano del concesionario por ese precio pero sí podrás acceder a otras marcas o bien a esas marcas premium pero a través del mercado de segunda mano.

👀 Ojo, si rastreas bien, hay auténticas gangas en vehículos de segunda mano, de kilómetro cero y Gerencia.

Como leí en una ocasión en un libro:

«El olor a coche nuevo es el perfume más caro del mundo»

No te digo en absoluto que si deseas un coche nuevo y tus ingresos no son muy altos renuncies a él, pero sí debes tener en cuenta que tus finanzas podrían sufrir en algún momento.

Financiar la compra del coche

Hace años, si querías financiar la compra de un coche, tenías que sacarte un préstamo personal en el banco.

Ahora, las financieras de las marcas de automóviles han entrado de lleno en la batalla de los préstamos al consumo.

Con la crisis económica de 2008, la venta de automóviles cayó de 1,6 millones a 700.000 unidades anuales. Fue demoledor para la industria.

En aquel tiempo, los bancos no daban créditos y por tanto las ventas de coches se pararon en seco. Por ello, marcas y concesionarios aprovecharon la fórmula de la financiación para captar clientes y poder volver a vender como años atrás.

Incluso las marcas premium tienen sus propias financieras pertenecientes a grupos con buena solvencia y una calificación crediticia alta, como por ejemplo: BMW Bank, VW Finance Services o Mercedes Benz Bank.

La operativa para las marcas automovilísticas es la siguiente:

  • La firma vende un coche
  • El descuento que ofrece el concesionario como gancho para atraer al cliente lo recupera a través de los intereses del crédito.
  • Como la financiación se ha realizado a través de la propia financiera de la marca, la entidad tituliza la deuda para sacar rentabilidad en el mercado secundario.

✍️ Nota: Durante el proceso de titulización, su emisor endosa el bien no líquido a la empresa administradora, encargada de su gestión en lo sucesivo. Ésta crea un patrimonio separado con cuyo respaldo emite bonos, es decir, valores negociables. Estos bonos se venden a inversores que asumen parte o la totalidad del riesgo inherente a los activos titulizados. Ventajas: Otorga liquidez, es una vía de financiación para el emisor y puede reducir la exposición al riesgo por parte de éste.

Por lo que comentan las propias marcas en diferentes reportajes y noticias, la financiación también elevan la fidelización posventa, es más, según Carlos Martínez, director comercial de BMW Bank en España, «el cliente actual no busca la propiedad del bien y el producto financiero le permite planificar sus costes a corto plazo».

Si financias el vehículo, estarás «enganchado» a la marca un mínimo de 2-3 años pasando por su taller y red de recambios, por lo que es un WIN-WIN para ellos.

Por tanto, lo que ha provocado la operativa de las financieras de las marcas automovilísticas, es que cuando vas al concesionario, sus comerciales te hacen más descuento si vas a financiar que si lo vas a pagar al contado.

¿Cómo puede ser? Pues sí, así es pero no es oro todo lo que reluce….

👀 Siempre que nos vendan algo tenemos que tener los sentidos bien alerta y sobre todo, leer bien la letra pequeña. Sí, esa letra que nunca leemos y que puede provocarnos gastos extra, comisiones poco transparentes, etc

Por ejemplo, a pesar de la rebaja, por norma general el tipo TAE que aplican las compañías a la hora de financiar tu coche es casi 3 puntos mayor que los créditos de la banca.

La mayoría de veces no es rentable.

La OCU hizo un estudio sobre este tema:

«En la mayoría de los casos, los concesionarios se limitan a informar sobre el importe de la cuota mensual a pagar, obviando la información sobre comisiones, gastos de apertura, comisiones por cancelación anticipada o los servicios adicionales que incluyen, como seguros de vida, de protección de pagos, o extensiones de garantías y contratos de mantenimiento», asegura la organización de consumidores.

Ten en cuenta que en las ofertas «cerradas» con las que nos bombardean en anuncios de TV indicándonos únicamente la cuota mensual, no nos están hablando, por ejemplo, si estamos obligados a tener el seguro a todo riesgo con ellos. 🤷🏼‍♂️

Si cada año te pones a renegociar tus seguros como te recomiendo en mi artículo «cómo rebajar tus seguros«, podrás comprobar que en algunos casos los ahorros son más que importantes.

Conceptos sobre financiación

Como bien sabes, intento divulgar lo máximo posible algo de educación financiera entre el mayor número de personas posibles.

Ahí van algunos conceptos que te puedes encontrar a la hora de financiar un coche y que seguramente ni te explicarán de qué se trata:

  1. Entrada – Es el importe que tendrás que abonar cuando cierres el trato.
  2. TIN (Tipo de Interés Nominal) – Es el porcentaje de intereses que tendrás que pagar a cambio de que te dejen el dinero.
  3. Comisión de apertura o de estudio – Es el porcentaje que se aplica al formalizar el préstamo. Lo tendrás que añadir a la cuota de entrada.
  4. Comisión por amortización anticipada – Será el importe a abonar a la financiera como plus si decides amortizar parte del capital pendiente.
  5. Comisión de cancelación total. Será el importe que deberás abonar a la financiera si decides cancelar el préstamos. Con esta comisión pretenden tenernos atados el mayor tiempo posible y que no subroguemos el préstamo con otra entidad.
  6. TAE (Tasa Anual Equivalente) – Se obtiene de sumar el TIN más la comisión de apertura y la comisión de cancelación. Este es el interés total que estarás pagando por financiar tu compra. Siempre procura fijarte en el TAE de cualquier préstamo.
  7. Reserva de Dominio – En algunos contrato de financiación aparece esta cláusula que lo que hace es impedir que el coche se venda hasta que esté pagado todo el préstamo. Un punto importante a tener en cuenta con esta cláusula es que cuando termines de pagar el préstamo, hay que cancelarla en el Registro de Bienes Muebles ya que no se elimina automáticamente. Sería como quitar en el Registro de la Propiedad la carga por hipoteca de un vivienda. La «reserva de dominio» no te da la propiedad del coche, sino únicamente su posesión (no es lo mismo).

💸 En el caso de no pagar las cuotas, te enfrentarás a varios problemas como el reclamo de la deuda pendiente, la inscripción en un registro de morosos o procesos para recuperar el coche; frente a los intereses de demora o la comisión de morosidad que aplicaría un banco tradicional.

🚨 No sé si será leyenda urbana pero los concesionarios están «obligados» a realizar X matriculaciones al año para cumplir objetivos con la marca, por lo que es muy importante encontrar el momento en el que se vaya a cerrar las cuentas anuales del concesionario (normalmente durante el verano), para conseguir la mejor oportunidad y, evidentemente, el mejor precio.

Ejemplo de una operación de compra

Voy a poneros con datos extraídos de la web de FORD qué ocurriría si optáramos por adquirir un Ford Kuga 1.5T EcoBoost 120CV (88KW) 6 velocidades Manual 4×2 como el de la foto siguiente:

Ford Kuga

¿Qué saldría más rentable? ¿Financiar o pagar al contado?

 SIN FINANCIARFINANCIADO
PRECIO OFERTA29.000€23.314€
ENTRADA-5.800€
COMISIÓN APERTURA-595,48€
TAE-9,49%
PLAZO-48 meses
CUOTA-421,84€
IMPORTE FINAL29.000€26.643,80€

Pues en este ejemplo, fijándonos en la tabla superior y gracias al gran descuento que nos hacen por no pagarlo al contado (5.686€) nos sale más a cuenta financiar, concretamente nos ahorramos un total de 2.356,20€

👀 OJO:

No he encontrado en la oferta si el taller está incluido durante ese tiempo de financiación (por lo que el ahorro sería superior) o si el seguro está incluido o nos obligan hacerlo a través de ellos. En este caso el ahorro obviamente disminuiría. Habría que ver bien la letra pequeña.

También, la oferta está condicionada a X unidades en un determinado plazo de tiempo y no puedes elegir extras, ni colores específicos, de ahí ese descuento tan agresivo.

Conclusiones

Como has podido comprobar, en la financiación de la compra del vehículo no he hablado en ningún momento de renting o leasing.

Son otras modalidades de adquisición de un vehículo pero más orientado a un «alquiler» temporal de X años en lugar de terminar siendo el propietario del vehículo (aunque algunos sí te lo permiten al finalizar el contrato).

Si me lees de hace tiempo, sabrás que no estoy nada a favor de las deudas, pero entiendo que un coche es un gasto importante y puede llegar a ser complicado tener todo el dinero necesario para adquirirlo en efectivo.

A parte de intentar no gastarte en un vehículo más de 10 meses de tus ingresos fijos, hay otra regla que podrías llevar a cabo para asegurarte que puedes asumir la compra de un automóvil sin riesgo para tu salud financiera:

La regla 20/4/10 .

  1. Consiste en pagar un 20% de entrada del valor del vehículo.
  2. Financiar durante un máximo de cuatro años (48 meses).
  3. Gastos mensuales de cuota y mantenimiento que no superen el 10% de tu sueldo.

Lo sé… por desgracia hay gente con sueldos muy bajos y que necesitan vehículo porque viven lejos de sus puestos de trabajo.

En ese caso, mi recomendación es que vayan tirando con un coche normalito de segunda mano que, financiado o no, suponga un gasto pequeño para su economía.

Ya vendrán tiempos mejores y podrán optar a un vehículo mejor.

En serio, no es para nada recomendable atarse a las cuotas y mantenimiento de un vehículo durante años porque siempre has deseado ese modelo.

Repito, un vehículo no es una inversión, es un gasto, y como tal debe estar dentro de los límites financieros de cada unidad familiar.

No hay que hacer mucho caso a las vallas publicitarias y anuncios de televisión con cuotas «fijas» para tener un vehículo nuevo. Debemos leer bien todas las condiciones en el concesionario porque casi siempre hay «costes ocultos» .

Por último, me gustaría recomendarte dos libros que me gustaron cuando los leí y que te pueden abrir los ojos no sólo en la compra de un vehículo, sino en diferentes aspectos de la salud económica familiar:

🙏🏼 POR FAVOR, HUYE DE LOS MICROCRÉDITOS

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

2 comentarios en «Comprar un coche a plazos o en efectivo»

  1. Hola Salva,
    Pues mira, voy a poner mi experiencia en particular porque creo que viene perfecto.

    En mayo de 2017 compramos una Dacia Dokker por 13.000, aumentabamos la família a 4 y el opel Corsa que tenía de 14 años no daba, se lo di a mi madre y mire coche barato. Podía haber mirado uno de segunda pero esta furgoneta, con sus limitaciones y su precio nos hace la función, no llevas a la montaña, nos lleva a Andalucía bien cargada y se comporta genial, estas segundas marcas funcionan muy bien y te ahorras mucho dinero.

    Febrero de 2020, queremos comprar furgo más grande para camperizar y ponemos la Dacia en venta, estaba financiada a través de Renault y pagada, el primer dia la tengo reservada y dinero en cuenta, pero al hacer la chica los papeles de cambio de nombre no le deja, la maravillosa Reserva de Dominio, no sabía que existía.

    Hay que ir a una gestoria, pagar unos 70 euros y esperar 3-4 semanas del proceso.
    A la chica finamente le tuve que devolver el dinero porque no quería esperar un mes, pero ese proceso me fastidio la venta, porque luego vino el confinamiento y una vez pasado la gente me daba 2.000 euros menos con los mismos km. Al final me la he quedado.

    Total, el mismo febrero de 2020 pedimos la furgo grande para camperizar, un sueño de hace años, Renault Trafic batalla larga.

    Si financiar son 28.000 euros. Financiado te aplican 2.550 euros de descuento, el precio serían 25.500, pero financias el mínimo 6.000 euros por 4 años, y esos 6.000 se convierten en 9.500, al final (25.550 + 3.500 = 29.000).

    Los 1.000 de diferencia entre los 29.000 financiados y los 28.000 no financiados te entran 2 revisiones (400 aprox) y seguro todo riesgo franquicia 600 (800 aprox.).

    Total, es lo comido por lo servido. Así lo veo yo.

    Yo he optado por no financiar, porque me dejan gran parte del dinero y me enfurece que me obliguen a estar pagando durante 4 años 200 euros.

    La compré nueva porque este modelo batalla larga es complicado encontrarlo de segunda y en buen estado. Pero tengo vehículos para rato. Desde luego es un gasto y muy grande.

    Un saludo Salva!

    Responder
    • Buenas tardes Cristina,

      Muchas gracias por comentar tu experiencia, seguro que le ayuda al resto de lectores.

      Lástima que no supieras el contratiempo de la «Reserva de dominio». Yo he de reconocer que no sabía de su existencia, pero una vez aprendido si alguna vez financio la compra de un vehículo lo tendré en cuenta.

      De momento tengo coche para años . ¡Tiene que aguantar! 😉

      En cuanto a la Dacia, tarde o temprano conseguirás venderla al precio que querías.

      ¡Suerte y un saludo!

      Responder

Deja un comentario