Por qué NO tengo una cartera por dividendos

Cada uno tenemos una forma de invertir nuestros ahorros en activos financieros. Algunos compran acciones a corto plazo, otros se montan carteras con decenas de acciones que reparten dividendos (cartera dividendos), o bien se hacen una cartera diversificada de fondos de inversión (como es mi caso), hasta aquellos que mezclan oro, efectivo, etcétera con el resto de activos.
La gran mayoría de las personas que sigo por las redes y que he oído hablar en conferencias y que buscan la libertad financiera a través del ahorro y la inversión optan por crearse una cartera de muchos valores (en algunos casos decenas) tanto nacionales como internacionales que repartan dividendos. Su objetivo no es otro que conseguir que las rentas anuales generadas por esos dividendos, cubran sus gastos totales mientras la cartera con el paso de los años se va revalorizando.

Como ahora estamos pasando una terrible crisis sanitaria que está mermando las rentabilidades de cualquier cartera de activos que se precie (la mía ha perdido un valor de algo más de un 20% en las últimas semanas), están saliendo muchas críticas a los seguidores de la libertad financiera a través de este tipo de carteras por dividendos, ya que el valor liquidativo de las mismas han bajado muchísimo, y comienzan a oírse a lo lejos noticias de posibles recortes o cancelaciones de dividendos en algunos valores importantes.

Lo que está claro es que nadie tiene la verdad absoluta de cómo debería invertir una persona pero yo voy a intentar explicar en este artículo por qué no invierto a través de acciones que repartan dividendos. Pero vamos por partes…

¿Qué son los dividendos?

Los dividendos son una parte de los beneficios de una empresa que se reparte entre sus propietarios o accionistas. Hay multitud de empresas estables que suelen reinvertir parte de los beneficios para hacer crecer todavía más su negocio, dejando una parte a repartir entre los accionistas.

Los dividendos pueden ser una forma de obtener una renta periódica en aquellas empresas cuyos precios bursátiles no se mueven demasiado. Las compañías growth (o de alto crecimiento) generalmente no ofrecen dividendos, ya que reinvierten la totalidad de los beneficios para mantener su exponencial crecimiento ampliando el negocio pero, por otro lado, suelen ofrecer a los accionistas una rentabilidad superior en las rentabilidades del precio de las acciones pero ojo… también pueden hacerte perder dinero de forma brusca, no lo olvides.

Ojo cuando hablo de renta no pensemos que se trata como una renta de alquiler, por la cual tú cobras todos los meses un importe por alquilar un inmueble que en teoría con el paso del tiempo se irá revalorizando.

En el caso de los dividendos que reparten las empresas cotizadas, se descuentan automáticamente de su cotización, es decir, la empresa en su conjunto valdrá menos una vez se reparta el dividendo.

Para verlo más claro vamos con un ejemplo:

Imaginemos que la empresa cotizada XXX tiene 1.000.000 de acciones en circulación a un valor a día de hoy de 5€ por acción y va a repartir un dividendo de 0,20€ por acción.

Pues bien, la empresa tendría un valor bursátil de 5 millones de € (resultado de multiplicar nº de acciones totales por valor de cada acción) y se dispone a repartir un total de 200.000 € en dividendos (resultado de multiplicar nº de acciones totales por valor del dividendo por acción).

En el momento del pago del dividendo la empresa pasará a valer 4.800.000 € (resultado de restar 200.000 € a 5 millones) y por tanto su valor por acción actual será de 4,80 € por acción y no 5 €.

El dividendo no sale del aire, el dividendo se descuenta del valor total de la empresa.

¿Cómo y cuándo se pagan?

Para que una empresa pague dividendos primero debe ser aprobado en Junta Directiva y suelen decidirlo cada año en base al buen (o no) funcionamiento de la empresa.

En la Junta se puede decidir también la forma de pago de los mismos que pueden ser en efectivo o bien en forma de acciones.

Pueden hacer un único pago al año o repartirlo en varios pagos: mensuales, trimestrales, semestrales… pero lo normal es que suela hacerse en dos pagos.

También se puede dar el caso de realizar pago de dividendos extraordinarios por beneficios extraordinarios.

Fechas a tener en cuenta

Si deseas adquirir una acción por su pago de dividendos debes tener en cuenta siempre 4 fechas :

Anuncio del dividendo

Es la fecha de la Junta de Accionistas donde se decide la cuantía y fecha de entrega del dividendo por parte de la Junta Directiva.

Fecha de registro

Ésta es la fecha en la que la empresa determina de forma oficial quiénes son todos sus accionistas titulares.

Fecha ex-dividendo

Para evitar cualquier problema relacionado con la propiedad a la hora de pagar un dividendo, la fecha de registro está precedida por un punto de límite que normalmente es de dos o tres días, dependiendo del mercado donde cotice la acción de la empresa que posees. En ese momento debes poseer acciones en la compañía con el fin de estar incluido como un accionista y recibir el dividendo.

A esa fecha límite indicada en el párrafo anterior se le conoce como ‘fecha ex-dividendo’.

Fecha de pago

Este es el día en que se pagan los dividendos a los accionistas.

No tiene por qué ser al día siguiente de la fecha ex-dividendo, pueden pasar días o semanas para que el pago sea efectivo.

Mientras tanto, si lo deseas, incluso puedes deshacerte de las acciones de la empresa aunque no hayas cobrado todavía el dividendo si ya estabas como propietario antes del descuento de dicho dividendo.

Impuestos de los dividendos

Cada país tiene una legislación al respecto y como español hay ciertos dividendos de empresas extranjeras que te retienen en dos ocasiones a la hora de cobrarlos y es una historia reclamar la devolución del importe cobrado de más.

En el caso de España antes había exención de pago de impuestos a los primeros 1.500€ que cobraras al año en dividendos, pero hace unos años se quitó ese privilegio.

Hoy por hoy, cuando cobras dividendos de acciones cotizadas españolas, Hacienda te retiene directamente un 19% del valor total del dividendo que luego ya tendrás que compensar o ajustar en tu declaración de la renta anual.

Imaginemos que te pertenecen al año un total de 4.500 € en dividendos. Pues bien, realmente en tu cuenta te ingresarán 3.645 € que es el resultado de quitarle un 19% que se queda Hacienda directamente. En este caso 855 € .

En el caso de estar invertido en fondos de inversión de acumulación y no de reparto, se reinvierten los dividendos que se van generando a lo largo del año y tienen ventajas fiscales que rondan el 1% de retenciones en algunos casos si no recuerdo mal.

No soy para nada experto en temas fiscales, por lo que cualquier duda sobre este asunto, consultar con un profesional.

¿Cómo se calcula la rentabilidad por dividendo?

La rentabilidad por dividendo (RPD) es muy fácil de calcular, simplemente basta con dividir el precio por acción que te abonarán como dividendo entre el valor de la acción en el momento de la compra de la misma.

Veamos un ejemplo….

Compras Telefónica a un precio de 5€ por acción y su dividendo anual es de 0,40€ por acción, su rentabilidad por dividendo se calcularía de la siguiente forma:

RPD = 0,40 / 5 = 0,08 o lo que es lo mismo 8%

¿Cómo saber cuánto te van a pagar?

Para saber cuál es el dividendo que vas a cobrar de una acción cotizada lo mejor es que acudas a la propia empresa a informarte. Si son cotizadas del IBEX 35 o del mercado continuo español, suelen tener una sección de atención al accionista en sus páginas webs corporativas.

No obstante, puedes intentar informarte también a través de ciertos portales financieros como Investing, aunque siempre deberías contrastar con la propia compañía la información indicada en dichos portales, no vaya a ser que te lleves una sorpresa a la hora de cobrar tus dividendos.

Los dividendos son seguros

¿Cuántas veces habré oído en esta vida la frase «los dividendos son seguros»? Igual que no tienes por qué tener siempre una propiedad inmobiliaria alquilada para percibir una renta (te puedes quedar sin inquilinos), no tienes por qué recibir siempre los mismos dividendos de una acción determinada.

Tengo varios familiares que aún mantienen acciones de toda la vida por los dividendos que les pagan porque los consideran una renta, cuando el valor liquidativo de algunas de esas acciones están incluso un 70% por debajo del valor a que compraron pero como les renta sobre un 4% pues se dan por satisfechos. ¿Cómo puede ser? 😳

Hay determinados momentos en los que ciertas empresas ofrecen rentabilidades por dividendos muy altas, ya sea porque tienen aprobado un reparto de los mismos muy alta con respecto a sus cotizaciones bursátiles actuales debido a que están pasando baches, crisis, reestructuraciones, etc.

NUNCA hay que invertir en una empresa únicamente porque el dividendo que abonan es alto

Antes de invertir en una empresa por los dividendos que arroja en ese mismo momento, debes informarte bien sobre la misma, los beneficios reales que está dando, hacia dónde va la evolución del negocio, etc. Llegado un cierto momento, la empresa puede recortar el dividendo o directamente cancelarlo, tal y como acaba de anunciar por ejemplo el Banco Santander [NOTICIA] ó Bankia [NOTICIA]

Cómo montar una cartera por dividendos

Para montar una cartera de empresas que repartan dividendos no basta con irte al listado del IBEX 35 o Mercado Continuo español y seleccionar aquellas compañías que reparten más dinero.

Hay que hacer los deberes, primero debes analizar cada empresa que desees incluir en tu cartera, debes entender sus negocios, la evolución de los mismos, consultar sus balances de pérdidas y ganancias, sus activos, sus pasivos…. en fin, debes realizar una tarea analítica importante. ¿Te ves capaz?

Olvídate de copiar carteras de otras personas que intenten alcanzar la libertad financiera a través de un listado de acciones ya que esa persona estimará que son las mejores compañías del mundo pero igual vas a compararla con otra persona que busca el mismo objetivo y son empresas totalmente diferentes , aunque el RPD a final de año sea el mismo en ambas carteras. ¿Dentro de 20 años qué cartera se habrá comportado mejor? ¿Quién habrá echo la mejor cartera por dividendos de los dos? Nadie lo sabe… de ahí que debas ser tú mismo/a quien decida qué cartera montar.

Si decides montarte una cartera de acciones y obtener unas «rentas» por ellas olvídate de centrarte únicamente en el mercado nacional, sal fuera y busca valores de bolsa americana, francesa, alemana, etc que la complementen y la diversifiquen al máximo posible.

Lee mucho y adquiere los máximos conocimientos posibles antes de lanzarte a lo loco.

Cartera DGI (Dividend Growth Investing)

La estrategia Dividend Growth Investing, que traducido sería algo como «inversión por dividendos crecientes», es una de las estrategias de inversión favoritas de miles de inversores de todo el mundo.

La inversión de crecimiento de dividendos es una estrategia de inversión activa que implica comprar y mantener una cartera de acciones de multitud de valores de empresas con un historial de pago de dividendos confiables y crecientes año tras año.

La teoría dice que las empresas que cumplan estas estrictas condiciones serán:

  • Negocios estables y maduros de muchos años.
  • Que sea muy probable que aumentes sus dividendos años tras año.
  • Menos probabilidades de reducir o cancelar sus dividendos en el futuro.

Con este tipo de normas, ¿quién no quiere ser dueño de una empresa con un buen historial de aumentar constantemente sus rendimientos para los accionistas?

Los inversores con una estrategia DGI consideran su cartera como una máquina generadora de ingresos en forma de renta. Miden su éxito, no según su último valor de mercado, sino por el valor de los dividendos que ingresa en su cuenta bancaria cada año.

Mejores dividendos 2020

Los dividendos, tal y como he comentado pueden variar de un año a otro, con subidas, recortes e incluso cancelaciones dependiendo de cómo vayan las compañías y sus beneficios.

Si por ejemplo cogemos el Mercado Continuo español a día de hoy (finales de Mayo) según el díario Expansión, las 10 compañías que más dividendos pagan son:

CompañíaRPD (Rentabilidad por dividendo)
Azkoyen21,73%
Atresmedia17,80%
Bankia12,94%
Banco Sabadell12,25%
Naturhouse11,99%
Repsol10,12%
IAG10,11%
Telefónica8,78%
BBVA8,35%
Mapfre8,19%

Si te vas a EEUU y buscas información sobre las compañías del Dow Jones en el portal Investing, las 10 compañías que más dividendos pagan a día de hoy son:

CompañíaRPD (Rentabilidad por dividendos)
Exxon Mobil Corp7,36%
Dow Inc6,90%
Chevron Corporation5,45%
IBM5,17%
Verizon4,36%
Pfizer Inc4,20%
Walgreens Boots Alliance, Inc4,20%
3M Company3,73%
JPMorgan Chase & Co.3,64%
Coca Cola3,50%

IMPORTANTE: algunas de esas compañías ya han avisado de que van a recortarlos e incluso cancelarlos para más adelante, sobre todo los bancos. Consultar en canales oficiales de las propias compañías las posibles condiciones de reparto de dividendos antes de invertir en ellas por el dividendo.

Conclusiones cartera dividendos

Sobre el papel y analizando las posibilidades que te puede dar una cartera por dividendos, sobre todo al recibir esos pagos en formas de rentas, tener una cartera de este estilo sería fenomenal, pero en mi caso decidí no optar por ese tipo de carteras por varias razones:

  • Análisis y seguimiento – La verdad, no me veo capaz de analizar decenas de empresas y estar pendiente de la evolución de las mismas. Como he comentado, no es sólo elegir acciones en base a lo que te cuenta el vecino o simplemente elegir los valores más «famosos» o que más dividendos pagan.
  • Recortes o anulaciones – Pueden haber recortes o suspensión de dividendos en ciertos momentos y es algo que no podemos controlar. Con la crisis actual del coronavirus covid-19 algunas empresas importantes están recortando e incluso anulándolos, todo eso sumado a que las carteras pierden un buen porcentaje de valor, ¿cómo reaccionarías? ¿venderías a pérdidas con tal de cambiar ese valor por otro nuevo que sí dé dividendos?
  • Impuestos – No me gusta el hecho de que se quede por el camino un 19% en retenciones al recibir los dividendos. Prefiero que ese 19% vaya sumando a través del interés compuesto reinvirtiéndose en mis fondos de acumulación.
  • Gastos asociados – Comprar y vender acciones suponen unos gastos de compraventa, corretaje, etc y si no tenemos una capacidad fuerte de compra no nos saldría rentable comprar acciones con valores de compras pequeñas (p.e. 100€) . En el caso de fondos de inversión puedes hacer compras desde 10€, 50€ , etc dependiendo del fondo.
  • Diversificación – Imagina que tienes 5.000€ para empezar tu cartera y 200€ al mes para aportar. Para tener una buena cartera DGI por lo menos deberías tener 20 valores, lo que supone una inversión de 250€ por valor (si la ponderas a partes iguales) por lo que volvemos al punto anterior de gastos excesivos. Tampoco podrías comprar todos los valores con la aportación mensual.
  • Estrategia activa – Invertir por dividendos te obliga a llevar una estrategia de inversión activa, es decir, debes estar pendiente a la evolución de la misma, analizar y seguir como decía en el primer punto. Prefiero sin duda la estrategia pasiva, aportaciones periódicas pase lo que pase en el mercado a todas las posiciones de mi cartera y a seguir con mi vida. El mercado será el encargo de ponderar el peso de todas las posiciones de mis fondos sin que yo tenga que analizar ni una empresa.

En mi caso, si seguís mi blog ya sabéis que mi cartera actual está compuesta únicamente por fondos indexados de forma que cubro prácticamente el mundo entero con más de 1.300 valores en cartera. Van componiendo poco a poco , aunque ahora mismo estén pasando por un bache por culpa del dichoso virus 🦠

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

4 comentarios en «Por qué NO tengo una cartera por dividendos»

    • Hola David,
      Disculpa, había un error en el enunciado del ejemplo de Telefónica antes de la fórmula. Ponía 0,20€ en lugar de 0,40€.
      Espero que así quede claro.
      Cualquier cosa me comentas.
      Gracias por visitar el blog

      Responder
  1. Salva, gran entrada. Enhorabuena por explicar de forma sencilla las cosas a tus lectores.

    Yo aconsejo en mi blog acudir siempre a las webs de las empresas para consultar la información.

    Para el caso de los dividendos, sin embargo, en nuestra web hacemos un esfuerzo brutal para actualizar toda la información con un nivel de actualización que en ocasiones es incluso superior al de las propias empresas.

    Pásate a echar un ojo y me comentas.

    Gracias y saludos

    Responder
    • Buenas Jose,
      Muchas gracias por leer mi blog.
      Me he pasado por tu web InfoDividendo y veo que hacéis un buen trabajo con la recopilación lo más actualizada posible de los dividendos de las diferentes empresas.
      ¡Seguir así!
      Un saludo

      Responder

Deja un comentario