Encuentra tu zona de confort

Seguramente habrás oído o leído la frase «salir de la zona de confort» . Si ves cualquier video motivacional de algún conocido psicólogo o coacher, todos, absolutamente todos hablan sobre la zona de confort y que hay que trabajar para salir de ella constantemente.

Pero, ¿por qué no se habla realmente de encontrar nuestra zona de confort ideal? No es necesario estar constantemente variando nuestra vida con el fin de evolucionar, crecer, tener más bienes materiales, etc. Lo más importante es nuestra felicidad.

¿Tan mala es la idea de quedarse en nuestra zona de confort? Vayamos por partes:

¿Qué es la zona de confort?

Nuestra zona de confort, metafóricamente hablando, sería aquella en la que estás cuando te encuentras en un entorno que dominas y que te proporciona comodidad y seguridad.

Muchos llaman a la zona de confort la zona muerta porque no «evolucionas», no arriesgas, simplemente vives el día a día a tu manera, pero no todo en la vida tiene por qué ser crecimiento constante. Tiene que llegar un momento de nuestras vidas que encontremos la zona perfecta y esa debería ser nuestra zona de confort.

El ser humano no quiere vivir con miedo, estresado, angustiado… por naturaleza buscamos ser felices estando seguros, cómodos, tranquilos…

Tu rutina, trabajo de toda la vida, vida familiar, habilidades, conocimientos, estar relajados en casa consumiendo horas de nuestras vidas, etcétera, son parte de tu zona de confort. Pero no sólo lo bueno pasa a formar parte de nuestra zona de confort, sino también lo malo: estar en el trabajo y aguantar las broncas y problemas todos los días, los atascos que sufres día sí y día también…

En todo momento, dentro de nuestra zona de confort, tenemos la sensación de controlar todo lo que nos rodea y nos marcamos unos límites mentales para no salir de ella y estar a salvo.

¿Tienes la sensación de que en tu vida todos los días son prácticamente iguales? ¿que día tras día no haces otra cosa y tampoco tienes necesidad de cambiarlo? Estás en una zona de confort de manual….

Motivación vs miedo

La motivación y el miedo son dos estados por los que pasamos todos los seres humanos en cualquier momento de nuestra vida.

El miedo puede ser un motivo por el que no salgamos de nuestra zona habitual (no tiene por qué ser tu zona de confort definitiva), y la motivación, por contra, nos puede hacer salir de ella.

El cerebro humano siempre ha funcionado igual, pero en la sociedad actual en la que vivimos es posible que la mayor amenaza para nuestra subsistencia sea el miedo al fracaso, al rechazo, saber qué será de nosotros en el futuro, el que dirán, miedo a la soledad, aburrimiento, desamor, etc . Es lo que yo llamo «problemas de primer mundo» y es para hacérnoslo mirar. 🤦🏻‍♂️

Vivimos en la mejor época de la historia, lo tenemos todo al alcance de la mano y no somos conscientes de la suerte que tenemos. Simplemente nos preocupamos por chorradas y tenemos miedo a situaciones que en otros tiempos nos habrían despreciado por «idiotas».

Sentir miedo es algo natural y sirve para protegernos del peligro. Sin embargo, el miedo excesivo es perjudicial para nuestro desarrollo personal, ya que nos cierra las puertas a nuevas oportunidades y/o conocimientos.

Quieras mantenerte o no dentro de la zona de confort, hay que estar motivados ante la vida y dar gracias todos los días por disfrutar de unas horas más en este planeta y dejar el miedo para cosas inevitables.

Todo el mundo tiene miedo en algún momento de la vida, ¡hasta Rambo tenía miedo en Vietnam!.

¿Cómo saber si estamos en nuestra zona de confort?

Seguramente todos nos hemos sentido «poco realizados» en algún momento, y eso puede generarnos sentimientos de estancamiento o frustración

Si tienes una vida plena trabajando en lo que realmente te gusta, tienes tus finanzas personales controladas, te sobra con lo que ganas y ahorras, vives en una casa que te encanta sea como sea y esté en el barrio que esté, estás feliz con tu cuerpo, tienes salud, vives con la pareja de tus sueños o vives tu vida sólo/a porque es lo que deseas, te levantas con energía y con ganas de comerte el mundo y eres positivo/a ante todas las adversidades,…. créeme, estás en la mejor zona que podrías estar.

¿Para qué seguir buscando más allá? ¿Para qué querer ganar más o buscar un trabajo de mayor responsabilidad?

Desde bien pequeños nos inculcan que debemos trabajar duro, estudiar mucho, conseguir un buen puesto de trabajo y ser ambiciosos hasta el límite, pero nadie nos enseña a ser felices.

El camino a la felicidad no se inculca, se trabaja.

No sueñes. Ponle fecha de caducidad a tu sueño y ponte a trabajar para intentar alcanzarlo mientras disfrutas del camino.

Sé un poco rebelde y llega a donde realmente deseas, aunque algunos te tachen, por ejemplo, de poco ambicioso/a o conformista.

No hace falta que te cuente ejemplos de personas que viven más felices con pocas cosas y trabajos en los que no se harán millonarios, pero que disfrutan realmente de lo que hacen.

¿Cómo encontrar nuestra zona de confort (ideal)?

Si tu vida no te llena, sientes que estás atrapado/a y necesitas desarrollar nuevas facetas de tu vida y desarrollar esa idea de negocio que siempre ha rondado por tu cabeza, no lo dudes y ponte manos a la obra. Este es el momento de coger los mandos de tu vida, empezar a tomar decisiones y plantearte avanzar para encontrar tu zona ideal donde pasar el resto de tus días.

«Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo» Albert Einstein

Ojo, para cambiar de vida no es necesario convertirse en un radical y cambiar tu vida 360º.

A continuación te dejo algunos consejos que te pueden ayudar:

  • 👀 Encuentra lo que te gusta y poténcialo, ya sea con nuevos conocimientos o con práctica.
  • 🏃🏻‍♂️ Sal de la rutina diaria, muévete e innova .
  • 🔎 Diversifica tus conocimientos. Si algo te pica la curiosidad, investiga.
  • 🤷🏼‍♂️ Aparta a un lado los temores del miedo al ridículo, el fracaso o el qué dirán.
  • 🤝 Mantén tus relaciones personales placenteras, deshazte de las personas tóxicas y conoce nuevas personas afines a tí.
  • 💪🏼 Prueba a realizar una actividad nueva todas las semanas o meses.
  • 💰 Créate una meta y persíguela.
  • 📵 Desconecta de las redes sociales y vive la vida en la calle. Esa es la auténtica realidad.

Para algunos temas como hablar en público, abrirte a nuevas personas, etc igual necesitas algún tipo de ayuda exterior que te oriente porque igual eres demasiado tímido/a. Que eso no te eche para atrás, busca ayuda y trabájalo.

Ponerte a buscar tu zona de confort verdadera, probablemente te convertirá  en una persona inquieta, mucho más valiente, más conocedora de tu entorno, cada día será como una aventura nueva, aprenderás a crecer ante las adversidades,…

Entra en ella con ganas y disfruta cada hora del resto de tu vida.

Conclusiones

Cuando todo el mundo habla de zona de confort lo hacen despectivamente, es decir, lo hacen como si estuvieras desaprovechando tu vida por estar en ella. Dicen que tu vida es aburrida, que espabiles, que reacciones….

Yo le he dado una vuelta de tuerca….. igual tu vida actual no es la zona de confort al uso como todo el mundo indica que es. Para mí la zona de confort ideal es aquella a la que llegamos totalmente realizados y vivimos nuestra vida con total plenitud. Mientras tanto, estamos de paso por la vida.

Si no estás en esa zona de plenitud absoluta, es posible que tengas miedo de moverte tal y como comentaba más arriba ya que piensas que si te mueves de donde estás y sale mal… ¡se acaba el mundo! ¡para nada!

Siempre podrás volver a tu estado inicial.

Tienes que llegar a ser lo que eres, no lo que quieren que seas y si eres feliz viviendo en una furgoneta o en un pueblo perdido en la montaña, adelante, que nadie te quite ese sueño.

Repito, vivimos en la mejor época de la historia para vivir, tenemos todo a nuestro alcance, vivimos en unos de los mejores países para vivir, aunque, por desgracia, no para emprender. 😪 Aprovechemos que hemos nacido en esta época y démoslo todo para ser felices y ayudar a que la gente de nuestro alrededor también lo sea (poniendo de su parte, claro).

Una vez llegues a tu zona de confort ideal haz caso omiso a cualquier comentario externo, conviértete en el protagonista de tu vida, no te dejes arrastrar por los sueños de otros y ¡VIVE LA VIDA!

«Cuando quieras emprender algo, habrá un montón de gente que te dirá que no lo hagas, cuando no te puedan detener te dirán cómo lo tienes que hacer, y cuando finalmente lo logres, te dirán que siempre han creído en tí» Dante Gebel

Yo personalmente no me encuentro todavía en la zona de confort ideal pero ya me falta poco. ¡SIGAMOS! 💪🏼

Si te ha gustado el artículo o lo ves útil, por favor, difúndelo entre tus amigos y conocidos. También te recuerdo que puedes suscribirte a mi newsletter mediante el formulario que tienes en el menú de la derecha con el fin de estar informado/a en todo momento de todos los nuevos artículos que vaya escribiendo.

Deja un comentario