No metas todos los huevos en la misma cesta

Supongo que habrás escuchado en varias ocasiones la expresión «No metas todos los huevos en la misma cesta».

Es una expresión que se puede utilizar en varios entornos, como por ejemplo, inversión y laboral. Simplemente quiere decir que debemos procurar no tener únicamente un ingreso y que no debemos invertir todo nuestro dinero en un único activo o sector.

Tal y como recomiendo en mi libro Operación: Libertad Financiera , debemos procurar buscar durante nuestra vida laboral varias vías de ingresos, ya sean ingresos activos o pasivos.

Nuestros ingresos activos serían los derivados de una acción laboral, por ejemplo, nuestra nómina. Un ingreso pasivo podría ser una renta mensual que nos genere un piso que tengamos alquilado, ingresos de un libro o canción que hayamos creado y publicado, etcétera.

Si nuestra unidad familiar únicamente tiene como vía de ingreso una nómina y nos quedamos sin trabajo… ¿Qué ocurriría? Pues que entraríamos en una situación de muchísimo riesgo para todas las personas que componen nuestra unidad familiar. De ahí la importancia de diversificar lo máximo y en la medida de lo posible nuestros ingresos.

¿Tienes algún hobbie que podría generarte algún ingreso extra? Analízalo bien y contempla esa posibilidad. ¡No veas nada como imposible, visualízalo, especialízate en algo e inténtalo!

Si tienes una empresa y prácticamente el 100% de los ingresos de la misma provienen de uno o dos clientes, trabaja a fondo para intentar rebajar esa dependencia a ambos clientes ya que si uno te fallara, la solvencia de tu compañía podría entrar en riesgo. Intenta que tu empresa la sustenten varias cestas con varios huevos dentro de cada una de ellas.

Ahora le toca el turno a nuestras inversiones… ¿Cuánta gente conocéis que todo su dinero está invertido en acciones españolas? ¿y concretamente en acciones del sector bancario?

Seguro que tienes algún familiar que todas sus inversiones están concentradas en este tipo de activos. ¿Qué pasa cuando viene un bajón importante del IBEX o del sector bancario en concreto? Pues que todos los ahorros de estas personas bajarán considerablemente y hasta que nuestro mercado local no se recupere, sus inversiones serán un lastre para ellos.

En mi caso, he decidido que todo aquello que invirtamos en mercados financieros sea en activos que no estén basados en nuestro país. ¿Por qué he tomado esta decisión? Pues porque ahora mismo todos los ingresos de mi unidad familiar provienen al 100% de nuestro país y nuestros bienes inmuebles están ubicados en nuestro país, por tanto, seguir invirtiendo en nuestro país estaría haciendo que todos los huevos acaben en la misma cesta.

Imaginemos que invierto todo nuestro dinero ahorrado en acciones del Banco Santander, Telefónica y Repsol y España entra en una crisis de deuda importante, una contracción del crecimiento, un aumento del paro, una crisis del euro o problemas similares. ¿Qué ocurriría con mi patrimonio y ahorros? Pues que sufriría las consecuencias de forma muy desagradable. Mi empresa podría ir mal, me podría quedar sin trabajo, mi casa podría valer la mitad, mis inversiones en acciones españolas podrían valer un 60% menos… ¿y ahora qué hago? Pues resignarme y esperar que todo vuelva a su cauce pero mientras tanto estaría sufriendo día a día.

De otra forma, si en lugar de acciones españolas sigo invirtiendo en mi cartera indexada global, tendría parte de mis huevos en otra cesta y si una de las dos se rompe sólo se romperían parte de mis huevos, no todos.

Podría ser que España entrara en crisis, pero el resto del mundo seguiría su curso, de manera que mi dinero invertido me mantendrá a flote mientras la tormenta amaine.

Otra forma de no poner todos los huevos en la misma cesta es diversificar en cuanto a bancos, gestoras y demás. En mi caso particular, todas las operaciones bancarias las realizo con Banco Mediolanum, los fondos Vanguard y Pictet con Indexa Capital (a través de Inversis) y los de Amundi con Renta 4. De esta forma diversifico mis activos a través de diferentes gestoras: Vanguard, Pictet y Amundi y diversifico los fondos entre Banco Mediolanum, Renta 4 e Inversis.

En definitiva, si hay algún problema con cualquiera de las gestoras o bancos que manejo, no pondría en peligro el 100% de mis inversiones.

NOTA: Mi cartera indexada global no tiene ni un 1% invertido en nuestro país.

 

 

Deja un comentario

Scroll Up